Peña abogó por lograr “un gran acuerdo nacional” en el debate del Presupuesto 2019

0
80


El jefe de Gabinete, Marcos Peña, abogó porque, en el marco de la discusión del proyecto de Presupuesto 2019, se pueda alcanzar “un gran acuerdo nacional” que permita avanzar en el objetivo de reducir el déficit fiscal y llamó a “no pensar en fantasmas” en relación a las negociaciones con el FMI.

En este sentido, sostuvo que la decisión sobre lo que hará el país y el tipo de acuerdo al que arribe con el FMI en procura de un préstamo stand by “es enteramente de la Argentina”, con lo cual “no hay que pensar en fantasmas” sobre supuestas “exigencias” del Fondo Monetario Internacional.

“Lo mismo que nos puede plantear el FMI sobre la ratificación de ese compromiso para llegar al equilibrio fiscal, nos lo piden también los acreedores que nos prestan la plata en el mercado, y eso es una responsabilidad de los argentinos”, explicó Peña en diálogo con periodistas en Casa de Gobierno, al término de la reunión de esta mañana del Gabinete nacional, encabezada por el presidente Mauricio Macri.

En ese marco, y para lograr que se acelere la reducción del déficit fiscal y el equilibrio de las cuentas públicas, el jefe de Gabinete planteó la necesidad de “un gran acuerdo nacional en torno a este tema en el Presupuesto 2019”, donde -postuló- habrá que “sentar todas las partes, con enorme apertura, generosidad y responsabilidad, para no mentirle más a la gente”.

Peña subrayó la necesidad de este acuerdo al considerar que “esa nueva situación, ese nuevo piso de confianza, se produce por dudas que se han generado por el compromiso del conjunto de la dirigencia argentina para llegar al equilibrio fiscal”.

En tanto, al referirse a las negociaciones con el FMI, Peña remarcó que, a diferencia de “lo que ha pasado en otros momentos de nuestra historia”, en esta oportunidad “no existe una decisión de pedirle al Fondo Monetario una política económica”, ya que el organismo “ha apoyado este programa económico”.

“Recién están comenzando las conversaciones, y no se plantea un escenario donde hay que pensar en fantasmas, que nos vienen a plantear exigencias, sino lo que nos piden es un programa concreto y responsable que entienda esta nueva situación”, sostuvo el jefe de Gabinete.

De todos modos, estimó que, “obviamente, sí va a haber una demanda no del FMI sino también de los mercados de que, dado este escalón más bajo de confianza, nos comprometamos con una aceleración en términos de ir hacia la convergencia fiscal”.

“Si queremos reducir nuestra dependencia, tenemos que llegar al equilibrio fiscal lo antes posible, tenemos que fortalecer nuestras instituciones, actuar con respeto y estamos muy avanzados en esta tarea, situación que no está muy lejos, a diferencia de otros momentos de nuestra historia”, recalcó el jefe de ministros en su diálogo con la prensa.

SIN COMENTARIOS