Una nueva técnica permite intervenir a adultos mayores con problemas en la válvula aórtica

0
304


Un procedimiento no quirúrgico y mini invasivo permite implantar a pacientes de más de 80 años con problemas en la válvula aórtica, que antes no eran operables por el riesgo que implicaba una cirugía a corazón abierto.

Se trata de una de las últimas tendencias en salud cardiovascular, un “implante valvular aórtico transcatéter” que se realiza a través de una incisión de 5 milímetros y no requiere anestesia general para pacientes con “estenosis valvular aórtica severa”.

“El implante se realiza vía arteria femoral en la pierna, y como no requiere grandes incisiones ni anestesia general, la internación es más corta y la recuperación más rápida”, destacó a Télam Fernando Cura, jefe del Servicio de Cardiología intervencionista del Instituto Cardiovascular de Buenos Aires (ICBA), quien participó del reciente Simposio Internacional de Valvulopatías 2018, que se realizó en Buenos Aires.

Y completó: “Es destacable que el avance en la medicina cardiovascular, puntualmente en el tratamiento de afecciones en las válvulas, le permita a este grupo de pacientes acceder por primera vez a un tratamiento terapéutico”.

La estenosis aórtica valvular se caracteriza por la limitación de la apertura de esa válvula, lo que dificulta el paso de la sangre del ventrículo izquierdo al resto del cuerpo. Si bien la enfermedad puede ser asintomática, existen tres señales a las que se debe prestar atención: falta de aire durante el ejercicio, dolor en el pecho y pérdida de conciencia.

SIN COMENTARIOS

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.