Aborto no punible: crean equipo móvil para casos controversiales

0
244

Lo anunció Collia durante una capacitación al equipo de Salud en la Universidad de La Matanza. Irá adonde esté la víctima en caso de que todos los médicos del hospital resulten objetores de conciencia.

El ministerio de Salud de la Provincia acaba de crear un equipo móvil para emergencias que actuará en casos controversiales de aborto no punible, y un consultorio para asistir con medicación a las víctimas de hasta 12 semanas de gestación.

Así lo anunciaron los especialistas de la cartera sanitaria esta mañana, en el inicio de una ronda de capacitaciones al equipo de salud (sobre todo a obstétricas y ginecólogos), que recorrerá seis universidades nacionales. Todo esto con dos objetivos: garantizar el derecho a estas prácticas legales y reducir las muertes maternas por aborto.

Estas iniciativas responden a una preocupación que el ministro de Salud, Alejandro Collia hizo pública esta mañana, durante la primera capacitación en la Universidad Nacional de La Matanza: “Observamos que, si bien teníamos un protocolo de atención al aborto no punible adaptado a la última resolución de la Corte Suprema, se presentaban controversias, dilaciones y dudas entre los profesionales sobre cuándo y cómo hacer las prácticas”.

En definitiva, ahondó Collia, “se ponían trabas en el acceso a los servicios de salud, un derecho elemental para nuestra gestión, que es la del gobernador Daniel Scioli”. A partir de ahora, con estas nuevas medidas, si todos los médicos de un hospital provincial presentaran objeción de conciencia, es decir, si se negaran a efectuar un aborto no punible, se acudirá al equipo móvil. “De esta manera, se evita revictimizar a la mujer y resolverle el problema en el hospital al que acudió, sin necesidad de ‘pasearla’ de un lugar a otro en una circunstancia de tanta angustia”, explicó Marisa Matia, coordinadora del Programa de Salud Sexual y Procreación Responsable.

Con todo, se busca evitar que a las mujeres se les niegue la práctica abortiva en “condiciones sanitarias seguras toda vez que haya sido víctima de una violación (tal como lo establece el Códico Penal), más allá del tiempo de gestación y de que algún médico pueda presentar objeciones para efectuarla ya sea por consideraciones morales o religiosas”, explicaron los especialistas.

Menos muertes

Uno de los dilemas que se planteó esta mañana en la capacitación fue ¿Qué es más importante? ¿Priorizar la objeción de conciencia de los médicos o el derecho a la atención de la salud de una mujer violada? “Para nosotros este dilema debe cerrarse definitivamente, y que todos los derechos sean respetados; por eso apelamos a la conformación de un equipo de emergencias móvil que resuelva los casos controversiales”, explicó Collia.

Desde la puesta en marcha del programa de salud sexual y del protocolo de aborto no punible, agregó, se evidencia una notable reducción de las muertes maternas. “Entre 2012 y 2013 sin ir más lejos, bajaron un 60 por ciento las muertes maternas relacionadas con el aborto”, dijo Matía, y adujo que “el acceso a los servicios de salud y a condiciones sanitarias de calidad redundan en este tipo de resultados positivos y evita verdaderas tragedias familiares”.

En los últimos meses, el Área de Género, el programa de Salud Sexual y Procreación Responsable y el programa de Prevención y Atención de la Violencia Familiar y de Género del ministerio de Salud provincial convocó a colectivos de mujeres organizadas dentro de  la Campaña por el Derecho al Aborto, Legal, Seguro y Gratuito y a otras organizaciones gremiales y políticas. Creó una mesa de diálogo que las reúne una vez al mes para escuchar, debatir y proponer acciones que mejoren el abordaje de la mujer en situación de aborto. A partir de las decisiones que se tomaron en ese ámbito, explicaron, hoy se anunciaron estas nuevas medidas.

SIN COMENTARIOS