Cristina habló sobre su encuentro con el nieto de Estela: “Está por fin entre nosotros”

0
150

La presidenta Cristina Fernández de Kirchner volvió a celebrar la recuperación de la identidad del nieto de Estela Carlotto, luego de relatar los detalles del encuentro que mantuvo con él, en la Quinta de Olivos, el jueves.

La jefa de Estado brindó detalles del encuentro con Ignacio Guido Carlotto -el primero es el nombre que le dieron quienes lo criaron- a través de su cuenta oficial en la red social Twitter, donde además publicó fotos de esa noche.

“Rio Gallegos. Las portadas de los diarios me devuelven las imágenes de Guido-Ignacio y Estela sonriendo.Ayer, cuando llegué por la tarde la televisión repetía las palabras y las risas de ambos durante la conferencia de prensa”, fue lo primero que escribió la mandataria.

Luego contó cómo se gestó el encuentro: “Retorna el recuerdo de la noche del jueves pasado en Olivos. En realidad todo empezó durante el almuerzo. Zannini me avisa que Claudia, la hija de Estela (hermana de Laura) le contó que Guido preguntó cuándo me podía conocer”.

“¿En serio?”, fue la pregunta con la que reaccionó la mandataria, según publicó hoy en Twitter, a lo que Zannini respondió: “Sí, llamala, están todos reunidos en la casa de ella”.

Tras ese diálogo la jefa de Estado se comunicó con el nieto recuperado número 114: “Hola Guido, soy Cristina ¿cómo estás?”.

Fue allí que Ignacio-Guido le respondió con algo de humor: “Bien muy bien. Acá hay como 50 personas que me están mirando constantemente. Me muevo y me siguen a todas partes con sus ojos”.

Tras ese diálogo la presidenta le propuso encontrarse esa misma noche en la Quinta de Olivos y dejó los preparativos en manos de Claudia Carlotto.“A las 20.50 la familia Carlotto-Montoya llega a Olivos. Estela, Ignacio, Celeste su compañera, Remo, Kibo y su compañera, 3 parejas de Olavarría que los acompañan. Se agregan Florencia, Máximo, Zannini, Wado y el Cuervo Larroque”, contó la presidenta.

Y reflexionó: “La verdad, parecemos un batallón. Pero ojo, no vamos a la guerra. Queremos ver de cerca el triunfo del amor y la cara que tiene la felicidad”.

“Estela entra primero. Camina con una agilidad nueva. La cara resplandece. Ha rejuvenecido de repente…pero conserva el genio de siempre. Lo primero que me dice: `dijiste que el papá era santacruceño como Néstor, pero te olvidaste de decir que Laura era platense como vos`. Estela en estado puro”, continuó.

Allí se produjo el encuentro entre la jefa de Estado y el último nieto en recuperar su identidad: “Entra Guido-Ignacio. Nos abrazamos. No sé que habrá sentido y pensado él. Algún día se lo preguntaré”.

Entre los últimos mensajes sobre el encuentro publicados en su cuenta de Twitter, la presidenta sostuvo que “Guido tiene mucha frescura” y contó que “dice que quiere seguir llamándose Ignacio” a lo que Estela le pide que a ese nombre le agregue Guido.

“En realidad es Ignacio + Guido + Laura + Puño + Estela + Hortensia. Lo importante de su vida es que tendrá muchas cosas para sumar y no para restar, porque tuvo la suerte de crecer con amor”, señaló la mandataria.

Antes de irse de Olivos, Ignacio-Guido le contó a la presidenta que al día siguiente vería a su otra abuela, Hortensia.

“Cuando se fueron me quedé pensando: es tan parecido a su padre que no sé si mañana, cuando su abuela lo vea, en lugar de encontrarse con su nieto, se vuelva a encontrar con su hijo”, escribió.

Y concluyó: “Como dice la canción de Silvio Rodriguez: `que es lo mismo pero no es igual`. No hay vuelta:`Vivir solo cuesta vida`. Esa es del Indio Solari. Estoy media musical. Es que Ignacio- Guido está, por fin, entre nosotros”.

SIN COMENTARIOS