Ropa del contrabando recuperada para quienes más la necesitan

0

El Ministerio de Salud y Desarrollo Social de la Nación entregó ropa incautada por Aduana para que las familias de Antofalla puedan afrontar el frío.

Las familias de origen kolla que viven en la comunidad de Antofalla en Catamarca, a 3600 metros de altura sobre el nivel del mar, recibieron de parte del Ministerio de Salud y Desarrollo Social de la Nación ropa de invierno para poder afrontar el frío que sufren durante todo el año, en una zona donde, durante octubre, la temperatura suele estar bajo cero.

Se trata de camperas, pulloveres y remeras de manga larga para mujeres, y botas y zapatillas para niñas. Toda mercadería recuperada de contenedores abandonados, incautada por Aduana.

A principios de 2017, el Gobierno estableció un sistema que aceleró la distribución de esos artículos a sectores sociales vulnerables de todo el país. Fue a través del Decreto 51/2017, que estableció que el Servicio Aduanero pusiera en forma directa a disposición del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación, previa verificación, clasificación arancelaria y valoración de oficio, mercadería confiscada en contenedores, para otorgarle a la misma el destino que mejor estime para el cumplimiento de los fines sociales.

El 20 de febrero de 2017 se dio inicio al proceso. Para fin de septiembre, se habían aperturado 391 contenedores, en los que había más de 1.200 toneladas de telas, 441 toneladas de cemento, más de 287 mil juguetes, más de 244 mil kilos de indumentaria, 55 mil kilos de caños y 77 mil mochilas y bolsos, entre otra mercadería que fue entregada a 288 Organizaciones en 163 Localidades de 22 provincias.

Una de esas instituciones, por ejemplo, es el comedor comunitario Sagrado Corazón de Jesús, ubicado en el partido bonaerense de Morón, que el presidente Mauricio Macri visitó este miércoles junto a la ministra de Salud y Desarrollo Social de la Nación, Carolina Stanley, y que recibió artículos de bazar, librería y ropa.

La comunidad kolla de Antofalla está a 700 kilómetros de San Fernando del Valle de Catamarca, y a 80 kilómetros por camino de ripio de Antofagasta de la Sierra, departamento cabecera.

Los vecinos de Antofalla no tienen posibilidad de conseguir un buen abrigo, debido al tiempo que les toma llegar a un centro urbano y al costo del traslado. Ninguna familia tiene vehículo propio y dependen de un remis de Antofagasta de la Sierra o un colectivo que llega a la comunidad una vez a la semana.

Las familias de la comunidad tienen pocos recursos, ya que dependen del trabajo que genera la minería y este año Alumbrera dejó de operar en la zona. Subsisten gracias a los conocimientos de agricultura y ganadería heredados de sus ancestros.   

El cacique Marcos Salva gestionó esta donación a través del Centro de Referencia (CDR) de Catamarca. Lo hizo tras conocer la política pública del gobierno nacional sobre la mercadería que se recupera de los rezagos de Aduana y pasa al Ministerio de Salud y Desarrollo Social a través del Decreto 51.

“Fuimos a ver a Desarrollo Social y nos dijeron que había unos contenedores de Aduana que podían llegar a nuestra comunidad. Y sabíamos que iba a llegar, teníamos mucha fe”, explicó Marcos.

SIN COMENTARIOS

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.