Francisco: “La bomba mata tanto al inocente como al culpable, al niño con la madre, mata a todos”

0
59

Francisco expresó su “espanto” por la cantidad de guerras que poblaciones de todo el mundo soportan en la actualidad y deploró el nivel de crueldad en estos conflictos, en los que las bombas matan tanto a culpables como a inocentes, incluso a “niños” y a “madres”.

Durante una rueda de prensa que ofreció a bordo del avión en el que hoy regresó a Roma desde Corea del Sur, adonde realizó una histórica visita de cinco días, Francisco destacó que se vive “en un mundo en guerra. ¡Por todas partes!”, en momentos en que hay al menos 10 conflictos bélicos importantes en curso.

“Alguien me decí­a que estamos en la Tercera Guerra Mundial, pero a trozos, a capí­tulos”, declaró a los periodistas durante el vuelo, según reprodujeron medios de comunicación italianos.

“Alguna vez se hablaba sobre la guerra convencional, ahora ya no cuenta. No digo que las guerras convencionales sean algo bueno, para nada. Pero hoy la bomba mata tanto al inocente como al culpable, al niño con la madre, mata a todos”, evaluó.

El papa argentino señaló que deberí­a “espantar” el nivel de crueldad al que llegó la humanidad, sin mencionar el conflicto entre israelíes y palestinos ni la reciente ofensiva que Israel desató sobre Gaza, en la que murieron más de 2.000 personas, en su mayoría civiles, incluidos 541 niños y 250 mujeres.

Y sobre la oración por la paz en Medio Oriente que organizó en el Vaticano en junio pasado con la presencia de los presidentes de Palestina, Mahmud Abbas y de Israel, Shimon Peres, el Pontífice destacó que “no fue absolutamente un fracaso”.

“Yo creo que la puerta está abierta. La paz es un don de Dios que se merece nuestro trabajo, pero es un don. Y hay que decir a toda la humanidad que la mesa de negociación es importante, pero también lo es la de la oración”, indicó el sumo pontífice, citado por la agencia de noticias EFE.

Sin embargo, Francisco resaltó que ahora “el humo de las bombas y de las guerras no dejan ver esa puerta, pero la puerta permaneció allí­, abierta, desde aquel momento”.

Además del largo conflicto en Medio Oriente entre israelíes palestinos, en esa región, Siria está sumida desde hace más de tres años en un una cruenta guerra civil que impactó en los países vecinos como el Líbano e Irak, donde el avance de extremistas  islámicos produjo el retorno de los bombardeos de Estados Unidos.

Francisco afirmó que es “justo” detener a los agresores en Irak, pero “no bombardear”, en alusión a las acciones aéreas que el Ejército estadounidense realiza desde hace más de una semana en el norte de ese país, donde los islamistas atacaron a los kurdos y cristianos que viven en la zona.

“Cuando hay una agresión justa es lí­cito detener al agresor injusto, pero no bombardear, no hacer una guerra. Los medios deben ser evaluados”, indicó.

El Papa, que envió como emisario al norte de Irak al cardenal Fernando Filoni, advirtió que “una sola nación no puede juzgar cómo se detiene una agresión”, en lo que pareció una alusión a Estados Unidos.

Francisco adviritó que “después de la II Guerra Mundial esto es un deber de Naciones Unidas”, y afirmó que “tantas veces, con la excusa de detener a los agresores, las potencias se han apropiado de los pueblos y han realizado verdaderas guerras de conquista”.

El Papa contó además a los periodistas que viajaban con él que pensó ir al Kurdistán, en el norte de Irak, para dar directamente su apoyo a las poblaciones cristianas y otras comunidades asediadas por los islamistas, pero que desistió ya que le  desaconsejaron debido a que no es “lo mejor en estos momentos”.

No obstante, aseguró que estaría dispuesto a viajar a esa zona para dar su apoyo a los que sufren: “Hay cristianos mártires, pero también hombres y mujeres que sufren y no sólo los cristianos, y todos somos iguales ante Dios”.

Además de los conflictos mencionados, la guerra en Afganistán es la más larga en la que participó Estados Unidos: en octubre se cumplirán 13 años de la invasión al país centroasiático tras los atentados del 11 de septiembre de 2001.

Con el conflicto en Ucrania, Europa vive en la actualidad la primera guerra civil desde las de los Balcanes en los 90, y en Africa hay al menos cuatro países afectados por conflictos bélicos: Libia, Mali, República Centroafricana y Sudán del Sur.

Además, las poblaciones de otros países africanos, como Nigeria y Somalia, padecen el ataque permanente de grupos extremistas que ponen bombas en espacios públicos, cometen secuestros masivos y torturan a los que capturan.

En ese sentido, el papa Francisco remarcó que la tortura “es un pecado en contra de la humanidad y un delito de lesa humanidad”.

“Digo a los católicos: torturar a una persona es pecado mortal, es pecado grave. Pero es mucho más: es un pecado contra la humanidad”, aseguró.

Por último, Francisco confió que también él, como hizo su predecesor, el papa emérito Benedicto XVI, en febrero de 2013, renunciaría al Pontificado si siente que no puede continuar con su misión.

“¿Y si yo sintiera que ya no puedo seguir? Harí­a lo mismo. Rezaré, pero creo que harí­a lo mismo”, respondió.

SIN COMENTARIOS