Balearon el frente de la casa y el auto de la familia de Candela Rodríguez

0
201

El hecho fue confirmado por Fernando Burlando, abogado de Carola Labrador, la mamá de Candela, quien explicó que ocurrió “pasada la medianoche cuando toda la familia estaba dentro de la casa y empezaron los disparos”.

La casa y un auto de la familia de Candela Sol Rodríguez, la nena de 11 años que fue asesinada en 2011 en Hurlingham, fueron baleados esta madrugada en la localidad bonaerense de Loma Hermosa, partido de Tres de Febrero, informaron fuentes policiales.

El hecho fue confirmado por la propia Carola labrador, mamá de Candela, y a Télam por su abogado, Fernando Burlando, quien explicó que ocurrió “pasada la medianoche cuando toda la familia estaba dentro de la casa y empezaron los disparos”.

“Eran las doce y cinco de la noche. Nadie vio nada, estábamos todos durmiendo y empezaron los disparos. Fueron cinco tiros”, dijo esta tarde Labrador al canal C5N, mostrando los impactos de bala en el frente de su vivienda.

Carola explicó que tiene custodia “pero diurna, de día” y que ahora verá si después de este episodio le ampliarán la cobertura a la “noche”.

“No tengo miedo por mí, sino por mis dos criaturas chiquitas que van a colegio. Queremos tener una vida relativamente normal”, comentó la mujer.

También señaló que “gracias a Dios” ninguno de los disparos atravesó la pared o la ventana e ingresó a su casa, pero se preguntó: “Si pasaba, ¿qué me iban a decir?”.

“Yo no quiero más excusas, necesito respuestas. Quiero que me digan qué pasó con mi hija, a mí alguien me tiene que dar una respuesta”, agregó.

Burlando informó a Télam que “se secuestraron varias vainas y proyectiles” y explicó que fueron “varios los tiros” que recibió el frente de la casa, situada en la calle Francisco Sierra 1676 de Loma Hermosa, partido de Tres de Febrero, y que algunos de los disparos dieron en el auto de la familia, un Fiat Palio rojo.

Un jefe policial dijo que “se está investigando qué sucedió y quiénes pudieron haber cometido el ataque”, ya que el móvil del hecho aún es una incógnita, y que la causa quedó en manos de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 5 de San Martín.

En esa casa viven Labrador con su esposo, Alfredo Rodríguez, quien  recuperó la  libertad luego de cumplir una condena en prisión por piratería del asfalto.

La misma casa de la calle Francisco Sierra y el mismo auto Palio estuvieron relacionados el 15 de mayo pasado con un allanamiento que hizo la Justicia de San Martín para investigar si otro familiar de Candela -que no era el padre-, estaba vinculado a una banda de piratas del asfalto.

Candela Sol Rodríguez (11) fue vista con vida por última vez el 22 de agosto de 2011 en Villa Tesei, cuando esperaba a unas amigas para ir a una reunión del grupo de boy scouts al que pertenecía, y el 31 de agosto del mismo año apareció asfixiada dentro de una bolsa, a 30 cuadras de su casa.

La causa se encuentra elevada a juicio con cinco imputados, de los cuales sólo dos están detenidos con prisión preventiva: Hugo Bermúdez y Leonardo Jara.

SIN COMENTARIOS