Vidal inauguró una planta depuradora de líquidos cloacales en Bahía Blanca: «Es un orgullo porque es el esfuerzo de todos los vecinos de esta provincia»

La gobernadora de la Provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, inauguró hoy la Planta Depuradora de Líquidos Cloacales “Primera Cuenca” a cargo de Aguas Bonaerenses S.A. (ABSA) en Bahía Blanca. “Es un orgullo inaugurar esta planta porque es el esfuerzo de todos los vecinos de esta provincia”, sostuvo la mandataria.

Vidal remarcó que “esta planta es una muestra del futuro porque no estamos pensando en el gobierno actual o en los bahienses que hoy viven en esta ciudad, sino en los que van a vivir a futuro, haciendo desde el Estado lo que tenemos que hacer para comprometernos con el medioambiente.”

“Esta inauguración es el símbolo del sí se puede, tras años de promesas incumplidas, de proyectos mal hechos, años sin hacer lo que no se ve. Pero hoy lo hicimos juntos” finalizó la gobernadora.

La mandataria estuvo acompañada por el intendente local, Héctor Gay; el ministro de Ciencia, Tecnología e Innovación bonaerense, Jorge Elustondo; el secretario de Medios de la Provincia, Mariano Mohadeb; el subsecretario de Asuntos Municipales bonaerense, Alex Campbell; el subsecretario de Coordinación de la Gestión provincial, Emmanuel Ferrario; y el presidente de ABSA, Raffaele Sardella.

Por la mañana, la gobernadora estuvo en Tres Arroyos donde supervisó las obras del nuevo Polideportivo Municipal, recorrió el centro comercial y dialogó con vecinos.

Sobre la Planta Depuradora de Líquidos Cloacales “Primera Cuenca”

Gracias a los trabajos de ampliación y readecuación que demandaron una inversión de más de $1.896.000.000 y le brindan un alcance de 330 mil habitantes, la Planta se ha convertido en una de las más grandes de Sudamérica, tanto por su capacidad de tratamiento como por la tecnología aplicada para la remoción de nutrientes.

La obra fue ejecutada a partir de julio de 2016 por el Ministerio de Infraestructura y Servicios Públicos bonaerense. La incorporación de nueva tecnología tiene como objetivo posibilitar a futuro la reutilización del efluente cloacal depurado para abastecer de agua potable al Polo Petroquímico local y así incrementar la disponibilidad de agua potable en un 25% para los bahienses.

Los trabajos realizados han permitido modificar, ampliar y mejorar el pretratamiento, con una proyección a 20 años, con el fin de acondicionar el efluente para su posterior proceso. Mientras hoy se tratan más de 43 millones de litros por día, para 2039 se estima que serán 84 millones de litros.

SIN COMENTARIOS

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.