Cómo será el nuevo régimen de aprobación en las escuelas bonaerenses

0
154

El nuevo sistema regirá a partir del año próximo y será para materias con un régimen de promoción. El objetivo es reemplazar los premios y castigos por los derechos y las responsabilidades. Todo lo que hay que saber.

La provincia de Buenos Aires implementará el año próximo en todas las escuelas primarias un nuevo sistema de calificaciones y aprobaciones de materias con un régimen de promoción acompañada y una reducción de la escala de calificaciones que irán del 4 al 10 “en la búsqueda de un sistema proactivo que reemplace los premios y castigos por los derechos y las responsabilidades”.

La resolución 1.057 de la Dirección de Educación y Cultura bonaerense propone que los seis niveles del primario se dividan en dos bloques de tres años cada uno, en los que los docentes puedan interactuar para lograr que los alumnos se apropien de los conocimientos en los que fallaron sin tener que repetir de grado.

En este sentido, establece las calificaciones de “Regular”, “Bueno” y “Muy bueno” para primer, segundo y tercer grado. El regular es desaprobado.

En tanto para el segundo bloque -cuarto, quinto y sexto grado- el régimen de calificación irá de 4 a 10, donde 4, 5 y 6 equivale a desaprobado.

Nora de Lucia, directora general de Cultura y Educación bonaerense, explicó que los cambios de calificación “tienen el aval de los docentes y del Consejo Federal de Educación” y aseguró que “lo que priorizamos es el saber y no la nota”.

“No es que no van a existir los aplazos. Lo que hace (el nuevo régimen) es que si un chico funcionó en todas las áreas menos en una, por ejemplo, lo que hace ese chico no es promover el año sino pasar y tener desde el primer día de clases de marzo un maestro especial durante el tiempo que lo necesite hasta que incorpore todos los aprendizajes”, explicó.

Fuentes del área educativa provincial señalaron que en este caso “se establece una escala más aceptable ya que la anterior (de 1 a 10) tenía 6 niveles de desaprobación y 4 de aprobación, lo que generaba distorsiones en la definición de qué es aprobar y qué es desaprobar”.

“En la educación primaria es necesario formar a los alumnos como estudiantes, por lo que deben tener posibilidades ante una situación de bajo rendimiento, de lo contrario no es un sistema formativo sino eliminatorio”, explicaron las fuentes.

A partir del segundo grado y hasta el sexto habrá un régimen de promoción acompañada para los alumnos que fallaron en los conocimientos de sólo un área específica, por lo cual el niño podrá pasar de grado y adquirir esos aprendizajes que faltaron con el acompañamiento de un docente.

“Hasta las teorías más ortodoxas reconocen que los sistemas de incentivo son más eficaces que los de castigo. La cuestión es salir de esta discusión, entendemos que los chicos tienen derecho de aprender y que la escuela tiene obligación de hacer que lo logren y no hay nada que no pueda ser cambiado si beneficia este aprendizaje”, detallaron los voceros.

Este cambio busca “lograr una escuela que no se maneje con la lógica del mercado, premios y castigos, sino con la lógica del Estado, de derechos y responsabilidades”, confiaron.

El ministro de Educación, Alberto Sileoni, destacó que el espíritu “es la modificación de algunas pautas de evaluación” y explicó que “hay una Resolución del Consejo Federal de Educación, que es de 2012, que habla de lo que nosotros consideramos que debe ser un camino, que es la promoción acompañada”.

“Lo que por supuesto no podemos acompañar, y no es el espíritu de la norma, es que se pase de grado indiscriminadamente y que todo dé igual, nadie quiere que sus hijos pasen de grado sin esfuerzo”, explicó el ministro.

La resolución de la provincia de Buenos Aires busca “un camino donde se les pueda dar tiempo a los niños. Algunos piensan que como en el camino tradicional había repitencia, para qué modificar lo que estaba bien, pero no todo aquello del sistema educativo estaba bien”, reflexionó.

La provincia “ha modificado la escala de evaluación, lo que no se ha modificado es la exigencia del cumplimiento. Los números no son lo más importante de la disposición sino que se busca promover el aliento a las oportunidades y lograr cada vez más chicos en la escuela aprendiendo”, revindicó.

“La medida fue tomada por el Consejo General de Educación y fue mal interpretada, por eso es importante aclararle a los padres y a las madres que envían a sus chicos a la escuela y a toda la opinión pública los alcances de esta medida”, dijo por su parte el jefe de Gabinete bonaerense, Alberto Pérez.

Pérez sostuvo que la resolución “no anula la posibilidad de que se siga aprobando o desaprobando las materias en la escuela pública y privada de la provincia de Buenos Aires ni tampoco la posibilidad de repetir el grado si no se alcanza los aprendizajes suficientes”.

En tanto el gobernador bonaerense, Daniel Scioli, informó que “en la provincia tenemos un compromiso con la inclusión educativa, con bajar los niveles de deserción y generar incentivos y disciplina” y consideró que “hay una distorsión política” sobre los alcances de los cambios que se implementarán en la escuela primaria, difundidos por algunos medios de comunicación.

SIN COMENTARIOS