No se puede tapar el sol con las manos

0
166

El Andreottismo festeja como propio el éxito del conjunto y nada menos que con el índice de mortalidad infantil. Ya es costumbre, las inoperancias de su gestión son siempre responsabilidades de otros. Los éxitos del conjunto, solo de ellos, de ellos solos.

La Argentina a través del Ministerio de Salud y la provincia de Buenos Aires han trabajado en esta década en una política de Estado. La mortalidad infantil y de las madres está en la agenda desde mucho antes que el actual Intendente ocupara su cargo.

Tanto el Plan Nacer primero como el Plan Sumar luego es un trabajo en conjunto de todos los niveles de gobierno que ha dado resultado. Los planes premian con inversion a las provincias que acreditan el cumplimiento de ciertos objetivos. Los incentivos han funcionado en beneficio de la gente, y en este caso, de los más débiles.

Un hombre de bien está destinado a reconocer el trabajo y las políticas de Estado implementadas en forma coordinada  con la Nación  y las Provincias en beneficio de los recién nacidos y sus madres en San Fernando.

Un intendente massista en su afán de protagonismo adjudica el logro nada menos que a sus tres años gestión. Parece biblico sino fuera una rotunda mentira, de las que estamos acostumbrados.

En  tres décadas se redujo en nuestro país el 75% de la mortalidad infantil. Un logro de todos. Resta mucho trabajo -en conjunto y en forma coordinada- para que se reduzcan estos tristes índices en San Fernando, que dicho sea de paso, ocupa el puesto 67 de los 135 municipios con mayores índices de la provincia.

Juan Pablo Pallitto

SIN COMENTARIOS