Desbarataron una banda narco que enviaba cocaína a Uruguay y Chile

0
186

Una banda narco que enviaba droga a Chile y a Uruguay fue desbaratada luego de que se descubriera en el puerto de Buenos Aires un cargamento de 60 kilos de cocaí­na en la bodega de un barco de pasajeros que estaba a punto de zarpar, informaron fuentes de la Policí­a Federal Argentina (PFA).

En total, sumando otros operativos, fueron incautados unos 80 kilos de cocaína y se detuvo a cinco personas, incluidos un ciudadano croata con numerosos antecedentes penales por narcotráfico y su hijo argentino, sindicado éste último como el cabecilla de la organización.

Las detenciones se concretaron entre el jueves y las últimas horas de ayer, cuando personal de la División Drogas Peligrosas de la PFA efectuó una serie de allanamientos en distintas locaciones de la Capital Federal y en las provincias de Buenos Aires, Río Negro y Salta.

Según dijeron los voceros, entre los miembros de la banda apresados se encuentra el hombre de nacionalidad croata, identificado como Wenceslao Bezic (83), quien ya había estado detenido por causas de narcotráfico en su país natal y también en Argentina.

Sin embargo, Bezic ya no dirigía la organización sino que era su hijo también arrestado, argentino y de alrededor de 30 años, quien daba las órdenes, por lo que los pesquisas bautizaron la operación policial como “Legado Paterno”.

La banda era investigada desde hacía varios meses, luego de que los detectives de Drogas Peligrosas descubrieran que la banda realizaba envíos a los países vecinos de Uruguay y Chile, donde la cocaína multiplicaba su valor.

De acuerdo con el expediente, la banda obtenía el estupefaciente en Bolivia, lo ingresaba al país vía la provincia de Salta, pasaba por Buenos Aires y luego lo enviaban al exterior.

Tras meses de escuchas telefónicas, vigilancias encubiertas y otras tareas de inteligencia, la Policía obtuvo el dato de que los narcotraficantes planeaban trasladar un cargamento de cocaína oculta en un auto de alta gama que iría en la bodega de uno de los barcos de transporte de pasajeros de la empresa Buquebús, que une la ciudad de Buenos Aires con distintos destinos uruguayos.

Finalmente, el jueves último realizaron un procedimiento en el puerto de la empresa en Dársena Norte, en el barrio porteño de Retiro, y con la ayuda de perros hallaron un Volkswagen Vento Variant gris en el que habían sido especialmente modificados los paneles que cubren los parlantes, de forma tal que en su interior habían sido escondidos 60 kilogramos de cocaína.

En las siguientes 24 horas, los efectivos antinarcóticos llevaron a cabo una serie de allanamientos simultáneos en los que detuvieron a Bezic padre e hijo y a otros tres miembros de la banda y lograron secuestrar otros 20 kilos de cocaína.

También se encontraron balanzas de precisión, papel film y una máquina termoselladora, todos elementos utilizados para el fraccionamiento de la droga; armas de fuego, vehículos, 3.000 dólares y 15.000 pesos.

Entre los domicilios allanados, se encuentran tres lotes en el barrio privado San Isidro Labrador, ubicado en el partido bonaerense de Tigre, donde los Bezic tenían su vivienda.

Las fuentes relataron además que los investigadores hallaron distinta documentación de interés para la causa, entre la que se destacan formularios de giros de dinero realizados a Croacia y Rusia.

Si bien el monto de los giros no es muy considerable, las autoridades procuraban determinar si se trata del lavado de activos obtenidos en la actividad o si simplemente enviaban una ayuda económica a sus familiares en Europa.

En la causa, interviene el Juzgado Federal 1 de Lomas de Zamora, subrogado por Carlos Alberto Ferreiro Pella.

SIN COMENTARIOS