Fertilidad Asistida y familias múltiples

0
151

Cuando en el ámbito de las relaciones de pareja, o bien en una decisión individual, se instala el deseo de la paternidad/maternidad, el embarazo deseado si no llega se convierte en preocupación y ansiedad.  

Los avances de la ciencia en materia de salud reproductiva permiten, cada día un poco más, combatir la enfermedad de la infertilidad que viven cientos de mujeres y hombres en nuestro país. Pese a ello no todas las historias tienen final feliz. 

En muchos casos porque la ciencia aún no ha podido doblegar a la naturaleza, pero en muchos otros porque el acceso a determinados tratamientos son altamente costosos en lo económico o lo anímico.En otros casos, el deseo del anhelado embarazo lleva a quiénes tienen la posibilidad económica de hacerlo a invertir en complejos tratamientos de fertilización que en muchos casos terminan en embarazos múltiples. 

Con la sanción y posterior reglamentación de la Ley 26862 de Fertilización Asistida se inicia un recorrido social de pujas e intereses, del cual la actividad política no puede estar ajena.

La vida privada cada vez más avanza en la legislación pública, ganando lugar en especificidades legislativas que dotan de derechos a Mujeres, niñ@s, géneros, colectivos trans, como en los alcances éticos de la ciencia y el mercado de las diferentes técnicas de fertilización. 

Es por ello necesario un debate apropiado y abierto a la comunidad sobre las diferentes implicancias que adquiere el derecho a conformar una familia en los términos que los individuos consideren pertinente.De la misma manera, es preciso saber de los riesgos que el uso de técnicas de asistencia comprenden para la conformación de un deseado embarazo hecho una familia múltiples, exponiendo en muchos casos a riesgos que padece sobretodo la mujer.

Es por ello, que el próximo miércoles 24 de Septiembre el Honorable Concejo Deliberante de San Isidro en su ciclo “#HCDenbocadetodos” ofrece una excelente oportunidad para conocer las diferentes miradas que sobre el tema tiene el sector privado, la demanda y las diferentes formas de accesibilidad que la legislación contempla.

Un paso más en torno a proteger el ámbito privado desde la legislación pública.

SIN COMENTARIOS