El Taller Protegido de San Fernando para personas con discapacidad tuvo un particular festejo primaveral

0
351

Los integrantes de la institución municipal tuvieron su propia fiesta en el Quincho y el parque del Polideportivo N° 3, con música, baile, juegos y un almuerzo entre compañeros. Mediante este evento, la Secretaría de Educación, Cultura y Contención Social fomenta la inclusión de chicos especiales en las actividades normales de la Comuna.

La alegría de estar en primavera no es ajena a nadie, porque la estación más linda del año es una oportunidad ideal para el encuentro, el disfrute de la naturaleza y la construcción de una ciudad más inclusiva. Por eso, el Municipio de San Fernando les brindó la posibilidad a los chicos especiales que trabajan en el Taller Protegido de Producción de celebrar juntos en el bellísimo Polideportivo N° 3 de 9 de Julio y el Río.

La Directora de Educación, Mariana Miola, compartió la jornada de juegos y actividades. “La recreación es importante para todas las personas, no sólo las que tienen alguna discapacidad, para que puedan sobrellevar situaciones de su trabajo día a día”, explicó la funcionaria. Afirmó también que “fue una de las oportunidades que el Municipio les da a los chicos del Taller Protegido para que puedan distraerse y emprender una jornada de trabajo amena, así también pueden expresarse y conocerse más”.

El Taller Protegido es una entidad de bien público que administra la Comuna para generar la integración social y laboral de personas con discapacidad que no pueden obtener puestos de trabajo. Cuenta con 3 actividades supervisadas: Polietileno, donde elaboran, fraccionan y envasan bolsas; Telar, donde realizan tejidos; y el Multivalente, donde atienden una huerta orgánica de especias y realizan actividades de motricidad selectiva.

Por su parte, el Coordinador Matías Del Federico comentó: “Nos pareció una buena idea para integrar varias cosas que estamos haciendo. Vinimos con un profesor de Percusión, con quien tocamos algunos instrumentos durante la mañana, bailamos e hicimos concursos de sombreros -cada uno llevó un sombrero divertido- y después compartimos hamburguesas a la parrilla. Los chicos estuvieron muy contentos y agradecidos”

“Estuvimos por primera vez en el Quincho del Poli N° 3, que está muy lindo”, contó Del Federico. “En los últimos tiempos hicimos muchos cambios en el Taller para que los chicos estén mejor”, aseguró también el Coordinador. La organización de este tipo de eventos es una de las mejoras que se dieron en la institución, pero también se destacan la renovación estructural y puesta en valor del edificio del barrio Crisol -Martín Rodríguez 2958-; la llegada de nuevo mobiliario y maquinaria; la presencia activa en la Feria de Artesanos de la Plaza Mitre y la participación en Polideportivos a través de escuelas y colonias.

SIN COMENTARIOS