El hospital Garrahan opera a más del 30% de los niños que sufren cardiopatías congénitas

0
206

Un bebé santacruceño de 11 meses fue operado con éxito por el servicio de Cirugía Cardiovascular del Hospital Garrahan, una de las últimas operaciones de este tipo que se realizan en ese centro de salud de la Ciudad de Buenos Aires que funciona como coordinador y derivador del Programa Nacional de Cardiopatías Congénitas y que concreta el 30 por ciento de estas intervenciones.

El bebé tiene una enfermedad llamada Tetralogía de Fallot: una de las formas más comunes de las cardiopatías congénitas que consiste en una anomalía del corazón y que puede ser reparada mediante una cirugía de alta complejidad, que se realizó el pasado 23 de septiembre y duró más de cinco horas, explicó el hospital a través de un comunicado.

Ahora, Lucas Meza, que hace tres días cumplió 11 meses, se recupera junto a su madre Gisella Santos, quien espera volver pronto a la ciudad de Puerto Deseado, en Santa Cruz, donde vive junto a su marido Pablo y su hija de 5 años, Brunela.

El caso de Lucas no es único en el hospital Garrahan, centro de referencia a nivel nacional para el tratamiento de las cardiopatías congénitas. Entre 2010 y 2013 fueron operados del corazón 1.825 niños, una cifra que representa el 31,1 por ciento de las cirugías por cardiopatías congénitas realizadas en todo el país durante el mismo lapso de tiempo. El 12,10 por ciento fueron menores de 45 días.

El jefe de la Unidad de Cuidados Intensivos Cardiovasculares del Garrahan, Ricardo Magliola, explicó que en Argentina “casi el 10 por ciento de las cardiopatías congénitas tienen diagnóstico prenatal, cuando en los países desarrollados ese porcentaje alcanza el 70 por ciento; sin embargo el índice de mortalidad en el Garrahan de estos mismo niños es del 5 por ciento, índice que compartimos con los centros pediátricos del primer mundo”.

Se estima que en Argentina nacen cada año alrededor de 7.000 niños con cardiopatía congénita, de las cuales más de la mitad necesitan tratamiento quirúrgico, y aproximadamente el 46 por ciento no tiene cobertura social.

A través del Programa SUMAR, en abril de 2010 el Ministerio de Salud de la Nación comenzó a financiar todas las cirugías, estudios diagnósticos y traslados de niños menores de 6 años con malformaciones congénitas del corazón que requieren una cirugía de alta complejidad.

Desde la puesta en marcha de esta iniciativa, fueron operados 5.851 chicos y adolescentes: 1.825 en el hospital Garrahan.
La directora ejecutiva del hospital Garrahan, Josefa Rodríguez, informó que durante 2013 fueron operados 472 pacientes, de los cuales 68 tenían menos de 45 días. “El 90 por ciento requirió cirugía con bomba extracorpórea, lo que marca la complejidad de estas operaciones”, indicó.

Magliola explicó que también se logró que desapareciera la lista de espera para cirugías no programadas y resaltó la necesidad de apuntar a la detección temprana de estas patologías, que pueden realizarse en las ecografías durante el embarazo.

“La detección puede hacerla el obstetra cuando hace la ecografía de las 20 semanas del embarazo. Para eso debe estar preparado para ver el corazón y poder detectar alguna cosa que le llame la atención y derivarlo al especialista en ecografíafetal para que confirme lo que a él le parece que es”, afirmó.

SIN COMENTARIOS