San Isidro continúa repartiendo retoños del histórico algarrobo del Museo Pueyrredón

Instituciones y vecinos interesados deben escribir a mp@sanisidro.gov.ar. En caso de ser seleccionados recibirán gratis, para ser trasplantado, un renoval del histórico árbol de más de 350 años, testigo del encuentro entre San Martín y Juan Martín de Pueyrredón.

El Municipio de San Isidro continúa repartiendo renovales, para ser trasplantados, del histórico algarrobo de más de 350 años del Museo Pueyrredón, testigo del encuentro entre San Martín y Juan Martín de Pueyrredón, en el que se decidió la independencia de Perú.

En el marco de la propuesta “El Bosque Alegre en tu Jardín”, instituciones y vecinos sanisidrenses interesados deben escribir a mp@sanisidro.gov.ar para postular su solicitud. En caso de ser seleccionados recibirán gratis un renoval, 3 años y ocho meses, aproximadamente, con el compromiso de que sea conservado del mejor modo y a largo plazo.

Para esto, recibirán un instructivo sobre la ubicación óptima para plantarlos y los cuidados posteriores que deberán seguir.

“Principalmente necesitan estar siempre a pleno sol y alejados, al menos, unos ocho metros de construcciones u otros ejemplares”, explicó Bárbara Gasparri, directora de Ecología y Conservación de la Biodiversidad de San Isidro.

A su lado, y desde los jardines del Museo Pueyrredón, la subsecretaria de Cultura, Eleonora Jaureguiberry, afirmó: “Con Bárbara trabajamos en conjunto con muchos proyectos que tienen que ver con la preservación del paisaje natural. Esta idea encantó porque este árbol es muy especial, no sólo por sus cualidades botánicas si no por sus cualidades históricas”.

Y remarcó: “Es llevarse lo mejor de la herencia biológica e histórica no sólo de San Isidro, si no del país”.

Declarado Árbol Histórico Nacional y Monumento Natural Municipal, el algarrobo blanco del Museo Pueyrredón tiene 30 metros de altura, otro tanto de ramificaciones y un tronco de cuatro metros de perímetro. Una riqueza del patrimonio natural de la quinta de Rivera Indarte 48, Acassuso, plantado al borde de la barranca y con vista privilegiada al río.

Un ejemplar único que convive con el aguaribay que plantó Domingo F. Sarmiento en 1870, y con el laberinto de boj diseñado por el reconocido pintor y arquitecto Prilidiano Pueyrredón, hijo del dueño de casa.

Sobre el Vivero Municipal de Plantas Nativas

En el Vivero Municipal de Plantas Nativas, donde germinaron las semillas del algarrobo, se cultivan más de 270 especies rioplatenses. Una tarea de enorme valor que apunta a preservar la genética local y promover la plantación de especies autóctonas para generar mayor biodiversidad y un ambiente más sano.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.