Cierre de gira mundial de Deva Premal y Miten en Vicente López

0
355

Tras haber vendido casi un millón de discos y haber recorrido 60 ciudades de todo el mundo cantando antiguos mantras y canciones devocionales de la India y el Tíbet, Deva y Miten volvieron a Buenos Aires -ya se habían presentado en 2006- para dar dos conciertos  ante un teatro Coliseo repleto. Pero la gira aun no finalizaba y en la tarde del viernes, al aire libre frente al río, a la altura de la calle Laprida, en Vicente López, dio su recital de despedida con un cierre de Gira Mundial para todos sus seguidores que la esperaron con una calma energética colectiva.

Todo comenzó a las 18 hrs con una multitudinaria clase de yoga articulada por el maestro Carlos Frione  sobre una lomada frente al río, donde principiantes y expertos se unieron durante casi cuarenta minutos conectados por esta disciplina milenaria. Acto seguido los maestros de la Universidad Brahma Kumaris, llevaron a cabo una meditación activa para todos los presentes.

Con la espiritualidad como hilo conductor, y sin la interrupción de los aplausos, la dulce melodía de Deva Premal y su compañero Miten se hicieron presentes sobre el escenario con vista al Río de la Plata

10

Ante de subir al escenario, Deva se dirigió a los medios y se expresó agradecida por el sello que se le estaba brindando al cierre de su Gira Mundial: “Es un marco único, poder vincularnos con nuestra gente, disfrutar del Ashtanga Yoga y la meditación en un escenario donde predomina el verde, la costa y esta dulce brisa. No podría ser mejor”.  Además resaltó: “Es poco frecuente que los municipios brinden este tipo de encuentro multiculturales”.

La cita contó con la presencia del Intendente de Vicente López, Jorge Macri, que sumó a las palabras de Deva: “Nos destacamos por ser un municipio que busca la diversidad y el encuentro de culturas, lo mismo ocurrió con el Encuentro Multireligioso por la Paz en la Diversidad”.

Por su lado Miten comentó: “El verdadero propósito de nuestra música es despertar un anhelo en el corazón de lo que es omnipresente: la experiencia del silencio y de la meditación. No se trata de entretenimiento, es simplemente nuestra práctica espiritual”.

La alemana Deva Tremal agregó: “Más que un mensaje, lo que provocamos con nuestra música es una experiencia. En nuestros conciertos todos cantan aunque nadie se conozca, y al cantar juntos uno se siente parte de un todo aunque sea vulnerable. Porque todos respiramos al mismo tiempo y al estar sincronizados nos apoyamos mutuamente”. Lo que explica que no haya aplausos y que el silencio -el tan temido vacío para el resto de los músicos- sea parte de la celebración. “Experimentar la vibración del mantra en el cuerpo es muy poderoso, incluso cuando sobreviene el silencio, que es algo que amamos y se da naturalmente”, explica Deva.

El intendente Jorge Macri distinguió a Devel y reflexionó sobre sobre la importancia de cuidar el paseo costero, al mismo tiempo que anunció para este verano la continuidad de shows y encuentros en el predio.

SIN COMENTARIOS

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.