Luis Andreotti inauguró el nuevo edificio de la Biblioteca Rómulo Naón

0

Por primera vez en su historia, esta icónica institución de Victoria consigue una ubicación propia. El Municipio le construyó una estructura moderna, con integración tecnológica, ambientes muy agradables para la lectura y un fuerte vínculo con el Teatro Julio Martinelli. De esta manera, se concreta un Complejo Cultural para el provecho de todo San Fernando.

No son muchas las ciudades que en el siglo XXI toman la determinación de darle un espacio propio a una biblioteca que siempre lo tuvo “prestado”. Sin embargo, el Municipio de San Fernando apostó por defender la forma más tradicional de hacer cultura. Así se llegó a la ansiada inauguración de la nueva Biblioteca Popular ‘Rómulo Sebastián Naón’, prueba de que en Victoria el papel no muere, y la lectura está más viva que nunca.

El Intendente Luis Andreotti, acompañado del Presidente del H.C.D., Santiago Aparicio, y concejales del distrito; secretarios y funcionarios de todas las áreas; la Presidente del Consejo Escolar local, Andrea Lucena, y consejeros escolares; la Comisión Directiva de la institución; y miembros de entidades intermedias; presentó a la comunidad el moderno edificio que se construyó con fondos municipales para que sea ocupado en forma definitiva e independiente.

La nueva sede se encuentra a un lado del Teatro Martinelli en la esquina de las calles Simón de Iriondo e Ingeniero White. Allí, explicó el Jefe Comunal: “En el Conurbano somos muchos, vivimos en un lugar chico, y tenemos diferencias por las que necesitamos trabajar en la inclusión de todo el tejido social, con inversión en la educación, la cultura, el deporte y los espacios públicos. Ese fue el objetivo de esta obra”.

“En los últimos 3 años intentamos renovar las instituciones de San Fernando para que tengan lugares dignos, como los Bomberos Voluntarios, la Parroquia Nuestra Señora de Aránzazu y la Biblioteca Naón”, continuó. Resaltó luego: “Esperamos que la gente, al verlos bien, los defienda. Esta se hizo por completo a nuevo, con mucha tecnología”.

Se estrenó un edificio de 2 pisos con patio de entrada y una terraza con bancos, sombrillas y vegetación; un necesario ambiente introvertido como espacio de lectura, para lograr la mayor tranquilidad y concentración posible; un novedoso sistema de iluminación; almacén de libros diferenciado; 10 computadoras para investigación y una reservada para el personal. Por fuera, paisajistas diseñaron especialmente un ‘muro verde’ -jardín vertical- con riego automático, un concepto único en la región.

Santiago Aparicio también comentó las sensaciones que produjo la nueva infraestructura: “Estamos contentos porque Victoria se convirtió en un importante centro cívico, gracias al Túnel de Simón de Iriondo, la nueva iluminación, la Plaza Dorrego, el Teatro Martinelli con obras de primera línea que se presentan en Capital Federal, y ahora creemos haber terminado el ‘Complejo Cultural’ que planteamos como un plan integral cuando llegamos al gobierno”.

El ex Presidente de la Comisión Directiva Roberto Tartaglia -una de las personas más importantes de la historia de la biblioteca- opinó también: “Esto es algo realmente maravilloso. La tecnología está a disposición de los vecinos, es muy bueno”. En tanto, Miguel Ángel Cucovaz, actual dirigente, describió al logro como “la conclusión de un gran anhelo”, y contó: “Nunca antes había tenido un edificio propio, esta es la primera vez en su historia y tenemos toda la tecnología necesaria para traer a gente nueva. Nuestra principal premisa es acercar a los jóvenes, que hoy no es algo habitual, y con la tecnología vamos a lograr una conjunción entre lo electrónico y lo palpable”.

Entre los 32.000 ejemplares que alberga, la Biblioteca conserva especialmente 3 tomos antiguos -no originales- de ‘La divina comedia’ de Dante Alighieri. Sobre ellos dijo Cucovaz: “Son todo un tesoro de la comunidad. Fueron donados por un viejo socio, están hechos en filigrana de oro, tienen dibujos plasmados en hojas muy amplias y están en proceso de restauración. Próximamente podremos mostrarlos a todos los vecinos”.

El material bibliográfico se compone de enciclopedias, textos escolares, literatura clásica, novelas, poesías y más. El acceso es libre y gratuito de lunes a viernes de 8 a 12 y de 14 a 18hs. Para asociarse y poder retirar libros, se deben presentar fotocopias del DNI y la factura de algún servicio -agua, luz, gas o teléfono- en la cual conste el domicilio declarado. Cabe destacar que, por su inestimable aporte al acervo cultural sanfernandino, la institución recibe un subsidio municipal para mantener su funcionamiento.

Elsa Rodríguez, socia desde hace 28 años, compartió emocionada: “Tengo una satisfacción enorme. Siempre vinimos y no voy a dejar de venir”. Y Horacio Gómez la siguió: “Fui socio de la vieja y con esta nueva, me vuelvo a asociar. La estructura del edificio es bárbara, está toda actualizada, es moderna. Me parece muy bien, Estamos orgullosos de tenerla en el barrio”.

Luis Andreotti concluyó: “Le agradecemos a todos los que pasaron por las comisiones en los 75 años, porque esto no hubiese sido posible sin su esfuerzo personal. Hace 40 años participé con mi señora -la actual Secretaria de Educación, Cultura y Contención Social, Alicia Aparicio-, porque pertenecemos a una generación, con defectos y virtudes, pero que quería cambiar el mundo. Hoy, por lo menos, tenemos la oportunidad de mejorar nuestro barrio”.

SIN COMENTARIOS

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.