Massa en FOPEA: “No hay persona ni sociedad sin libertad de prensa”

0
84

El diputado nacional por el Frente Renovador disertó en el Congreso Nacional e Internacional del Foro de Periodismo Argentino (FOPEA). Allí, además de citar el Acta de Chapultepec entre otros temas, afirmó que “la mejor forma de contarle a la gente lo que uno hace, es respondiendo preguntas. La conferencia de prensa es una rendición de cuentas, y un Presidente de mínima debiera darla una vez por mes”.

En la sede de la Universidad de Palermo, en la Ciudad de Buenos Aires, Sergio Massa fue invitado a participar junto a periodistas argentinos y del exterior del IX Congreso Nacional e Internacional del Foro de Periodismo Argentino (FOPEA) “Escenarios actuales y futuros del periodismo en Argentina y en el mundo”.

En su alocución, Sergio Massa sostuvo: “La mejor forma de arrancar una exposición ante periodistas de  todo el país y en una institución como FOPEA es citando las primeras palabras del acta de Chapultepec: ‘No hay persona ni sociedad sin libertad de prensa’.

Hoy me piden que exponga sobre cuatro temas: conferencias de prensa, Libre acceso a la información, los medios públicos y publicidad oficial. Hace poco más de un año firme aquí en FOPEA mi compromiso como candidato a diputado nacional frente a estos cuatro temas. Y hoy estoy acá, como aspirante a la Presidencia para ratificarlo.

Hice lo mismo en ADEPA donde firmé el Acta de Chapultepec a pocos días de haber sido electo diputado. Y no quise hacerlo durante la campaña porque una cosa era comprometerme como candidato y otra bien distinta hacerlo ya como diputado nacional.

No debo decírselo a ustedes, pero no está mal recordarlo día a día, sobre todo en estos tiempos en los que muchos supeditaron la política al discurso único: cuando los medios públicos y privados garantizan la pluralidad se convierten en una piedra angular del sistema democrático y sus instituciones.

En el ítem Conferencias de prensa, muchos de los periodistas que están aquí y se dedican al periodismo político, me conocen y saben que siempre di la cara: como intendente, diputado o Jefe de Gabinete. La mejor forma de contarle a la gente lo que uno hace, es respondiendo preguntas. Desde la ANSES manejé el mayor presupuesto de la Argentina y siempre rendí cuentas. La conferencia de prensa no es otra cosa que eso: una rendición de cuentas. Y por eso, se convierte en un deber de todo funcionario público. Es además un derecho de la prensa libre, ya que es un derecho de los ciudadanos. Y la prensa está allí para controlar los actos de gobierno en nombre de la gente, de todos aquellos que le dieron un voto de confianza al funcionario público. De mínima, un presidente debiera dar una conferencia de prensa por mes.

Con el ítem Ley de acceso a la información no debemos engañarnos: siempre existe y existirá tensión entre el poder y la prensa. Y esto es así en la Argentina, Estados Unidos, Francia u Holanda. Y está bien que así sea. ¿O nadie se acuerda de los enojos de Alfonsín con la prensa en los años 80? Y si hay algo que no se le pudo negar a Don Raúl Alfonsín fue su vocación democrática, su ejemplo republicano. Hablar de acceso a la información pública es hablar de transparencia en la gestión. Y simplifica en parte esa tensión entre prensa y poder de la que hablo porque establece reglas de juego. Pero claro, cuando se falsean datos o estadísticas oficiales de manera impune o sencillamente, se ocultan, este tipo de leyes molestan.

Pero hay que ir por más, porque no se trata sólo de abrir la información a quien la solicite. Se trata de que además, el Estado la facilite. Es paradigmático y un ejemplo a seguir, el caso de Chile donde existen organismos dentro del Estado que se ocupan de monitorear esos pedidos y exigirles a los funcionarios prontas respuestas.

La ley de medios cumplió 5 años y ha tenido enormes baches. La adecuación sirvió para pocos medios.

Hablar de acceso a la información es hablar también de Derechos Humanos. No es casual que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos haya planteado este tema como una regla general.

Medios públicos: No nos engañemos: podemos diseñar mil proyectos. Crear auditorías, consejos asesores, pero el funcionamiento de medios públicos independientes es una decisión política que hay que tomar de una buena vez en la Argentina. Veamos si no el ejemplo de la Ley de Medios: hoy Radio y Televisión Argentina (RTA) tiene un directorio de siete miembros: un presidente y un director elegidos por el gobierno, un director por la primera minoría parlamentaria, otro por la segunda minoría, otro por la tercera y dos directores propuestos por el Consejo Federal de Comunicación Audiovisual. ¿Alguien tiene alguna duda de que RTA no está colonizada por el Gobierno? Entonces, podemos plantear proyectos grandilocuentes, citar a grandes pensadores de todo el mundo y lanzar profundas definiciones, pero si no tomamos la decisión política de tener medios públicos al servicio de toda la ciudadanía no alcanza. Igual, algo está claro: si uno gobierna bien la gente se da cuenta, y si uno gobierna mal, la gente también se da cuenta.

Por otra parte, Massa explicó: “La publicidad oficial no hace más que replicar algo que pasa también en el terreno político ¿o no es lo mismo que se hace con gobernadores o intendentes que no repiten la biblia oficial o no se sientan en primera fila a aplaudir los actos de gobierno? Ustedes mismos, los periodistas hablan de la política de la chequera. O de los carpetazos, con los que supuestamente se amedrenta a jueces u opositores. Bueno: es lo mismo, es usar la publicidad oficial como un látigo para castigar a los que no se suman al discurso único. A los que hablan de inflación, de inseguridad o de corrupción: Por eso, ni chequera, ni carpetazo ni látigo. La publicidad oficial se debe repartir de manera equitativa.

Además me comprometo públicamente a que grotescos –porque ya no le cabe otra palabra- como los entretiempos publicitarios de Futbol para todos dejen de ser un botín del Gobierno: se deberán abrir a la publicidad privada y no inundarse de selfies de funcionarios. El grotesco le hace daño al producto.

Creo haber escuchado cuando se anunció Fútbol para todos y se habló del secuestro de los goles, que un cincuenta por ciento de lo recaudado por publicidad se iba a derivar a promover los deportes olímpicos. Pasaron cinco años. Una vez más, la desviación política por encima de los anuncios y los proyectos grandilocuentes”.

Acompañó a Sergio Massa el intendente de Junín, Mario Meoni.

SIN COMENTARIOS