San Isidro: “Corazón Saludable” logró captar a quienes postergaron sus controles médicos en pandemia

Unas 6.000 personas pasaron este año por la campaña callejera del Municipio para prevenir enfermedades cardiovasculares. A comparación de ediciones anteriores se detectó un aumento de peso, estrés y diabetes. Estos vecinos son derivados al sistema de salud municipal para tratar las diferentes enfermedades. 

Hoy más que nunca la campaña “Corazón Saludable” del Municipio de San Isidro para prevenir enfermedades cardiovasculares tiene un desafío sanitario inmenso: captar a la gente que por miedo al Covid-19 postergó sus controles médicos. En su novena edición, en lo que va del año, ya pasaron unas 6.000 personas por las postas sanitarias para realizarse en forma gratuita controles de glucemia, colesterol, presión arterial, nutrición, estrés, entre otros chequeos para vivir mejor. (Ver Algunas cifras).

“Corazón Saludable es un método excepcional que tiene Salud Pública del Municipio para sacar el hospital a la calle en las seis localidades y que la gente se pueda realizar controles médicos. Esta campaña que ya lleva casi 10 años es una herramienta indispensable para captar esa población que muchas veces no sabe que padece alguna patología”, contó el intendente de San Isidro, Gustavo Posse.

El secretario de Salud Pública, Juan Viaggio, sumó: “Este año la campaña fue muy importante porque ayudó a detectar la demanda oculta que por el aislamiento obligatorio o miedo al Covid no se acercó a los centros de salud para los chequeos habituales. Observamos una tendencia en el aumento de peso, diabetes tipo 2 y estrés”.

“Se viene un tsunami de patologías no atendidas. Este año nos encontramos con más gente que padecía niveles de estrés más altos que años anteriores. Lo bueno es que hay herramientas y técnicas como la meditación entre muchas otras para revertir esta situación”, explicó Daniel López Rosetti, jefe del Servicio de Medicina del Estrés del Hospital Central de San Isidro. Allí funciona el Programa de Manejo del Estrés (PROMES), un espacio gratuito para mejorar la calidad de vida de los y las vecinos de San Isidro.

El estrés puede gatillar enfermedades cardiovasculares como hipertensión, angina de pecho, infarto agudo del miocardio, arritmia hasta un accidente cerebro vascular. Tabaquismo, sedentarismo, obesidad son algunos de los principales factores de riesgo que pueden desencadenar enfermedades o afecciones del corazón.

En tanto, desde el Servicio de Nutrición para la Comunidad -que cuenta con el asesoramiento y colaboración del médico Alberto Cormillot- explicaron que aproximadamente el 40% de los vecinos que participaron de Corazón Saludable “refirieron haber aumentado entre dos y cinco kilos durante la pandemia producto de la incertidumbre, aburrimiento y estrés, entre otros factores”.

Este año los y las estudiantes de enfermería de la Universidad Nacional Scalabrini Ortiz San Isidro que cursan la carrera en el Hospital Central se sumaron a la campaña para dar sus primeros pasos de práctica en la carrera.  “La enfermería cumple un rol clave en todo sistema de salud y para nosotros es una de las carreras estratégicas y que afortunadamente tiene mucha cantidad de inscriptos”, contó la rectora Adriana López.

Algunas cifras 

– En más de un 40% de las más de 6.000 personas que participaron en los controles, de entre 45 y 65 años, se detectó un aumento de peso de hasta cinco kilos durante la pandemia.

-Un 20% más de personas ahora padecen estrés.

– Se encontró un 10% más de diabetes tipo 2, gatillada por el estilo alimentario no saludable asociado al sedentarismo y el estrés psicosocial que trajo la pandemia por coronavirus.

-Durante octubre, Mes de Sensibilización del Cáncer de Mama, se sumó a Corazón Saludable un equipo de oncólogos que evacuaban las dudas y consultas de vecinas. Unas 260 recibieron órdenes médicas para realizarse mamografías y ecografías en los hospitales municipales.

Acerca de Corazón Saludable

En Corazón Saludable, campaña de prevención del municipio de San Isidro, hay un circuito de postas que comienza con un test de estrés (factor de riesgo para eventos cardiovasculares) para evaluar el estilo de personalidad; continúa con el control de glucemia, colesterol y presión arterial hasta llegar a la posta de nutrición y terminar en otra de clínica médica.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.