La Provincia ya clausuró 12 fiestas de egresados por vender alcohol a menores

0
63

Buscan impedir el consumo de bebidas alcohólicas entre los adolescentes. De las 70 fiestas inspeccionadas unas 12 fueron clausuradas. El trabajo preventivo con padres y dueños de boliches redujo el número de infracciones.

Inspectores del ministerio de Salud de la Provincia clausuraron un total de 12 fiestas de egresados tras constatar que en esos festejos se vendía alcohol a menores. Las autoridades sanitarias advirtieron que a partir de ahora y hasta fin de año los controles serán más frecuentes y exhaustivos, y recordaron que todos los locales bailables fueron notificados sobre la prohibición de comercializar alcohol a menores.

Los controles están a cargo de los inspectores del Registro provincial de Bebidas Alcohólicas (REBA), quienes en el último mes relevaron unas 70 fiestas, de las cuales sólo 12 debieron ser interrumpidas en las localidades de La Plata, Berisso, Berazategui, La Matanza, Avellaneda y Lanús.

El ministro de Salud, Alejandro Collia, atribuyó el éxito de la iniciativa al “trabajo preventivo y de sensibilización realizado durante todo el año junto con los municipios, así como también a la confección de un registro voluntario de fiestas y a las reuniones con padres y dueños de boliches bailables para advertirlos sobre las consecuencias y los riesgos vender alcohol a los chicos menores de 18 años”.

En concreto, el artículo primero de la ley 11.748 deja absolutamente prohibida la venta, expendio o suministro de bebidas alcohólicas a menores de 18 años de edad, y establece para el supuesto incumplimiento de esta norma multas de 10 mil a 100 mil pesos, arresto de 30 a 90 días y clausura de 30 a 180 días, según el caso.

“Nuestro único objetivo es cuidar la salud de los adolescentes y hacer cumplir la Ley de Nocturnidad y el expendio de bebidas alcohólicas”, explicó Collia. “No estamos en contra de las fiestas de egresados, simplemente queremos que los chicos se diviertan sanamente, dentro de un marco que no sea perjudicial para su salud”, agregó.

En ese sentido, el director del REBA, Juan Lauro, advirtió que los controles se han profundizado en estas semanas por la temporada de fiestas de egresados. No obstante, señaló que el ministerio de Salud trabaja en la prevención y control durante todo el año.

NOTIFICACIÓN Y REGISTRO

Desde el año pasado el Reba confecciona un registro voluntario de fiestas de egresados a partir de los datos que brindan los dueños de los locales bailables alquilados para esas fiestas. A su vez, el trabajo se complementa con una exhaustiva búsqueda en las redes sociales, de acuerdo a una lista de colegios secundarios porque es a través de Facebook donde se suele organizar la convocatoria.

Según explicó Lauro, el registro con los datos y las fechas facilita la tarea de los inspectores y permite conocer cuándo y dónde se hacen las fiestas.

Cabe señalar que en los operativos del año pasado unos 29 festejos de fin de año debieron ser suspendidos. “Tenemos el objetivo de máxima de llegar a todas las fiestas que se realicen hasta que termine el año”, indicó Lauro. Y agregó que si bien  la temporada fuerte de celebraciones comienza en octubre, el REBA viene trabajando desde mitad de año con este tema porque se profundiza la tendencia de realizar las llamadas pre-fiestas de egresados, en las que los chicos recaudan dinero para viajar a Bariloche.

Entre las medidas preventivas, la cartera sanitaria envió una notificación por escrito a los locales bailables y a los intendentes del Conurbano con el pedido concreto de que redoblen el esfuerzo en las inspecciones. “No hay excusa. Todos fueron advertidos sobre los límites de las fiestas de egresados y las consecuencias del incumplimiento”, señaló Collia. Y en ese sentido, pidió a los padres “colaboración y diálogo, para que la familia sea el primer espacio en el que se cuide de los adolescentes y se hable de los riesgos que entrañan los excesos y las adicciones”.

SIN COMENTARIOS