Advierten sobre el riesgo de algunos cánceres ligados con la obesidad

0
123

Una investigación de la Agencia Internacional para la Investigación sobre el Cáncer publicada hoy en la revista The Lancet afirma que la obesidad generó 500.000 nuevos casos de cáncer en todo el mundo en 2012. Salud recomienda una dieta y hábitos saludables para evitar el sobrepeso.

Esta situación, que también se expresa en la Argentina, motivó que el Ministerio de Salud de la Nación, a cargo de Juan Manzur, recordara que evitar la sedentarismo, mantener una alimentación saludable y tratar oportunamente el sobrepeso y la obesidad reducen los factores de riesgo de padecer cáncer y otras enfermedades, tales como diabetes tipo 2, litiasis vesicular, hígado graso, dislipemia, síndrome metabólico, apnea del sueño, enfermedad coronaria, enfermedad cerebrovascular (ACV), insuficiencia cardíaca, hipertensión y artritis, entre otras.De acuerdo a un estudio realizado por la Agencia Internacional para la Investigación sobre el Cáncer (IARC, según su sigla en inglés) publicado hoy en la prestigiosa revista científica The Lancet, una cuarta parte de los cánceres relacionados con la obesidad en 2012 (118.000 casos) son atribuibles al aumento del índice de masa corporal promedio (IMC) en la población mundial desde 1982, por lo cual son considerados “realmente evitables”, por los autores de la investigación.

“La prevención y el tratamiento del cáncer son política de Estado en la Argentina”, dijo Manzur, quien recordó que “cuando la Presidenta Cristina Fernández de Kirchner decidió crear el Instituto Nacional del Cáncer, lo hizo reconociendo que se trata de la segunda causa de muerte en nuestro país y desde el convencimiento de que es una enfermedad prevenible y curable, pero para lograrlo es clave modificar hábitos y costumbres individuales y colectivos”.

“La de obesidad es una epidemia global a la que nuestro país no escapa, y por eso desde el ministerio a mi cargo promovemos las conductas saludables para disminuir los factores de riesgo que predisponen el cáncer, con propuestas para mejorar los entornos físicos, para que las personas puedan tomar decisiones mas saludables, no fumen y tengan una vida activa”, señaló el titular de la cartera sanitaria nacional.

En Argentina, 6 de cada 10 personas registraron exceso de peso y 2 de cada 10 obesidad, según la última Encuesta Nacional de Factores de Riesgo realizada en 2013 por la cartera sanitaria nacional. El estudio también arrojó que más de la mitad de los argentinos son sedentarios.

“Es preocupante el incremento de la prevalencia de obesidad en nuestro país, que en 8 años pasó de un 14 a un 20% en la población adulta, según las encuestas nacionales de factores de riesgo de 2005 y 2013, lo que implica un aumento de un 42% en ese período. Si a esto sumamos a las personas con sobrepeso, estamos hablando de casi un 60% de la población con exceso de peso, con el riesgo para la salud que esto implica”, reflexionó Jaime Lazovski,secretario de Promoción y Programas Sanitarios de la Nación.

“Si bien los nuevos conocimientos y asociaciones moleculares que encontramos entre el cáncer y la obesidad pueden llevarnos a obtener blancos terapéuticos, prevenir el sobrepeso y la obesidad siguen siendo la prioridad número uno”, analizó Daniel Gómez, quien es director del Instituto Nacional del Cáncer.

“En el área de la oncología, el sobrepeso se ha asociado con un incremento estadísticamente significativo del riesgo de desarrollar tumores considerados hormono-sensibles –como los de próstata, mama y endometrio–, pero también, cáncer de colon, recto, páncreas y esófago. Se calcula que la obesidad y el sobrepeso serían responsables del 14% de las muertes por cáncer en varones y del 20% de estas muertes en mujeres”, agregó Gómez.

Al incorporar otra variable de análisis, Lazovski añadió que “que debemos tener en cuenta que en nuestro país aun es el bajo consumo de frutas y verduras, del orden de dos porciones diarias, cuando la recomendación de la Organización Mundial de la Salud es de cinco. Esto se ve sin distinción en todas las regiones del país y sin diferencias sustanciales ni por ingresos ni por nivel educativo. Este es un tema fundamental a la hora de disminuir la obesidad y prevenir ciertos tipos de cáncer, especialmente el cáncer colorrectal”.

Para Gómez, “el artículo publicado en The Lancet vuelve a llamarnos la atención sobre un fenómeno conocido y nos invita a la acción para realizar una intervención preventiva primordial en el cáncer, que es la de llevar hábitos de vida sanos. Unos 2400 años atrás, Hipócrates decía que para conservar la buena salud a lo largo del tiempo, hay que tener una dieta equilibrada. Este concepto tan vigente ayer como hoy quedo plasmado en su célebre frase ‘Dejad que la comida sea tu medicina y la medicina sea tu alimento’. Por contraposición lógica, Hipócrates también nos enseñaba que la comida puede enfermar. Pero estaba lejos de imaginar que dos docenas de siglos después la obesidad seria una epidemia mundial”.

Datos del estudio publicado en The Lancet

Para el estudio, a cargo de la especialista en cáncer y epidemiología del IARC, Melina Arnold, se utilizaron distintas fuentes como la base de datos GLOBOCAN sobre la incidencia de cáncer y de mortalidad en 184 países. A partir de allí los investigadores crearon un modelo para estimar la porción de los cánceres asociados con el exceso de peso en los países y regiones de todo el mundo en 2012 y la proporción que podría ser atribuido al aumento del IMC desde 1982.

Los resultados revelan que el cáncer relacionado con la obesidad afecta más a las mujeres que a los hombres, en especial ligados al útero y a las mamas después de la menopausia. En los hombres, el exceso de peso fue responsable de 1,9% o 136.000 casos nuevos de cáncer en 2012, y en las mujeres, fue de 5,4% o 345.000 casos.

Respecto a la distribución por regiones, América del Norte es la que aporta  la mayor proporción de  cánceres relacionados con la obesidad a nivel mundial (111. 000 canceres), mientras que África subsahariana es la región que menos contribuyó (7.300 cánceres). Según el estudio, la proporción de los cánceres relacionados con la obesidad en Argentina es de 4,5%.

Los cánceres más frecuentes, asociados a este factor de riesgo, son en todo el aparato digestivo. En hombres suele presentarse cáncer de colon y recto, mientras que en mujeres es más usual el cáncer de vesícula y conductos biliares, además de aumentar las probabilidades de padecer cáncer de mama, cuello de útero, endometrio, útero y ovarios.

La obesidad es un problema de salud caracterizado por un aumento de la grasa corporal cuya distribución condiciona la salud de las personas, aumentando el riesgo de mortalidad y comorbilidad. Su desarrollo se da como consecuencia de factores genéticos, malos hábitos alimentarios e inactividad física.

SIN COMENTARIOS