Niñez y Salud junto al Padre Pepe para combatir las adicciones en el barrio La Cárcova

0
232

El secretario de Niñez y Adolescencia de la provincia de Buenos Aires, Pablo Navarro, y el ministro de Salud, Alejandro Collia, firmaron hoy un convenio de colaboración con el sacerdote Pepe Di Paola para que la Provincia capacite a un equipo interdisciplinario en la prevención y el tratamiento de niños y adolescentes con problemas de adicciones, en el barrio La Cárcova, donde el Padre tiene su parroquia, en José León Suárez.

Además durante el acto que se desarrolló en el Salón de los Acuerdos de Casa de Gobierno, la Secretaría adelantó que brindará becas para los chicos que asistan bajo la modalidad de Centro de Día.

En ese marco, Navarro destacó “la importancia de unir esfuerzos entre el Estado provincial, que encabeza el gobernador Daniel Scioli, y obras solidarias como la del Padre Pepe para proteger a los sectores más vulnerables”.

“La Secretaría mantiene acuerdos con más de 500 ONGs e instituciones de prestigio y con mucho trabajo en territorio para la promoción y protección de los derechos de los niños y adolescentes”, agregó.

En tanto, el ministro de Salud, Alejandro Collia sostuvo que “el objetivo es poner las herramientas del Estado al servicio del trabajo que realiza, cada día, el Padre Pepe y la parroquia”. “Él sabe lo que significa el flagelo de la droga entre los jóvenes, porque lucha contra ella a diario, y conoce como nadie el territorio”, indicó.

Tras la rúbrica del acuerdo, el Padre Pepe, aseveró que “hoy todas las drogas son un problema. Nosotros trabajamos fuerte en la prevención, pero también en el tratamiento a modo de taller, donde los chicos aprenden a sentirse contenidos”,

Por su parte, el subsecretario de Atención a las Adicciones y Salud Mental, Carlos Sanguinetti, explicó que el objetivo siempre es el mismo: “Se busca tratar las adicciones en contextos amigables y cercanos a los jóvenes que tienen esta problemática, para que logren referenciarlos como espacios de contención y de fácil acceso”.

José María Di Paola, más conocido por todos como el Padre Pepe, llegó al partido de San Martín, más precisamente al barrio La Cárcova, hace casi dos años. Antes había realizado una misión pastoral en Santiago del Estero. Y una década atrás había trabajado en la villa 21-24 y Zavaleta, en Barracas, siempre con el mismo objetivo: “Procurar que los chicos y jóvenes de los barrios más vulnerables crezcan sanos”.

A partir de la firma de este Acta Acuerdo, ambos organismos se comprometieron a coordinar acciones y recursos en función de una estrategia integral orientada a la prevención y abordaje de las problemáticas de adicciones en niños, niñas y adolescentes.

En este sentido, la Secretaría aportará metodología de trabajo destinada a los equipos que se propongan desarrollar prácticas construidas desde una lógica territorial comunitaria, implementada ya por los “Programas Barrio Adentro” y “Operadores de Calle”.

El programa “Barrio Adentro” se implementa desde el año 2008 en La Plata y su objetivo son niñas, niños y jóvenes en situación de vulnerabilidad social y/o conflicto con la ley. Su particularidad es su carácter puramente territorial; todas las actividades se desarrollan en los contextos en que los niños/niñas, jóvenes y sus familias habitan. Se ejecuta a través de diferentes proyectos: Educación no formal y promoción de derechos, Talleres artísticos, recreativos y deportivos y Acompañamiento a niños con derechos vulnerados y jóvenes en conflicto con la ley. Todos los dispositivos transcurren en espacios comunitarios: comedores, clubes, plazas, esquinas, canchas, organizaciones, entre otros.

En tanto, “Operadores de Calle” se propone, entre otros objetivos, la prevención y asistencia en situaciones de vulnerabilidad psicosocial de niños y jóvenes, el relevamiento de información que permita anticipar políticas de inclusión y la articulación de acciones de mediación en situaciones de conflicto social que involucren a las personas menores de 18 años.

Además la Secretaría de Atención a las Adicciones (SADA) de la cartera sanitaria pondrá a disposición personal capacitado cuyos integrantes interactuarán con los dispositivos del Programa y otras instituciones con las que se articulan las estrategias de trabajo.

La SADA cuenta con una red de servicios de salud pública especializada en adicciones, con un total de 211 Centros de Atención y Prevención (CPA), que funcionan en clubes barriales, parroquias y centros de fomento, y donde se atienden miles de personas por año.

SIN COMENTARIOS