Solución sustentable para la villa Uspallata

0
189

Se aprobó en el Concejo Deliberante de San Isidro el Plan de Solución Habitacional para las familias que ocupan el predio ubicado en Iberlucea y Padre Acevedo, en Beccar.

Se aprobó en la última sesión del año del Concejo Deliberante de San Isidro un plan para darles solución habitacional a las 60 familias que de manera precaria habitan en forma irregular un predio de propiedad privada en Iberlucea y Padre Acevedo, en Beccar.

El proyecto de ordenanza fue aprobado por 14 concejales quienes coincidieron que en el asentamiento no resulta posible la construcción de viviendas dignas, por lo que es necesario establecer un Plan de Solución Habitacional.

Mediante este plan a las familias que actualmente habitan el predio del barrio Uspallata se les otorgará un subsidio para la compra de una vivienda  en el lugar que deseen pero con condiciones dignas.

Al elegir la vivienda que desean como solución habitacional, el municipio controlará la situación dominial de la misma y entregará la correspondiente escritura para que cada vecino del barrio se convierta en propietario de su casa, situación que actualmente no ocurre. Además de esta manera se asegurará que el subsidio se destine realmente para la compra de una vivienda.

Desde el punto de vista económico, la solución no importaría una carga para la Municipalidad, ya que resuelta la cuestión habitacional de los vecinos de este asentamiento, se recuperaría el dinero invertido en este proceso de solución habitacional que incluye la compra del predio por parte del municipio con una venta posterior del terreno.

Vale recordar, como antecedente, el exitoso plan desarrollado en La Horquilla (de características similares a éste) el cual resultó beneficioso tanto para los pobladores, el entorno vecinal, como así también para el erario municipal.

Los concejales que aprobaron este plan, que permitiría dar una solución habitacional definitiva a los vecinos que actualmente habitan la villa Uspallata  generándoles una mejor calidad de vida con una nueva vivienda, fueron: Andrés Rolón, Elvira Ares, María Inés Heidenreich, María Eugenia Arena (Acción Vecinal San Isidro es Distinto), Carlos Bologna y Miguel Angel Pereyra (Peronismo por San Isidro), Carlos Juncos (Unión Cívica Radical – Frente Progresista Cívico y Social), Jorge Alvarez (Unión Cívica), Florencia Longo (Frente Amplio Progresista), Fernando Pose (Frente Progresista Cívico y Social – Partido Socialista), Pablo Fontanet, Juana Posse, Claudia Nuñez y Carlos Castellano (Frente Renovador).

En contra de la Solución Habitacional para las familias que ocupan esta Villa votaron los concejales Marcos Hilding Ohlsson y Manuel Abella Nazar (Convocación por San Isidro), Ester Fandiño (Unidos por San Isidro), Leandro Martín, Carlos Bringas, Jacqueline Girassolli y Fabián Brest (Frente para la Victoria), Elizabet Aguirre (Libres del Sur) y Marcela Durrieu.

Para la implementación de este plan se creará una Comisión Ejecutora integrada por dos representantes del Departamento Ejecutivo, dos representantes de los habitantes del barrio Uspallata que serán elegidos por los vecinos y dos representantes del Concejo Deliberante propuestos por el legislativo.

“Este plan es un buen paso para generar un justo equilibrio. Se le intenta dar una solución habitacional a los vecinos de la villa Uspallata que viven en situación de precariedad en cuanto al acceso a los servicios y fundamentalmente respecto a la situación de los títulos de dominio, ya que hay un particular que reclama por ese predio. Lo que intentamos además es reducir la cantidad de vecinos que viven en villas, trabajo que San Isidro viene realizando muy bien a diferencia de otros lugares, como la ciudad de Buenos Aires, donde cada vez hay más barrios de emergencia”, señalo el presidente del Concejo Deliberante de San Isidro, Carlos Castellano.

Incidentes provocados por La Cámpora

Para la sesión en la cual se trató el Plan de Solución Habitacional del barrio Uspallata se dio a cada concejal dos invitaciones para asistir a la reunión legislativa.

Pese a esta decisión que intentó organizar un encuentro ordenado en un espacio con capacidad limitada como cualquier ámbito legislativo, integrantes de la agrupación política La Cámpora intentaron ingresar por la fuerza al Concejo Deliberante generando un clima violento no habitual en San Isidro.

Además, por un prolongado tiempo los integrantes de La Cámpora (que hasta protagonizaron peleas internas) cortaron la calle 25 de Mayo, entorpeciendo el tránsito y generando un caos vehicular en el centro de San Isidro.

SIN COMENTARIOS