Claves para una cena navideña sana: reducir las bebidas con azúcar y alcohol y sumar frutas y verduras

0
44

Ingerir porciones moderadas, limitar el consumo de bebidas azucaradas y alcohólicas e incorporar opciones que tengan frutas y verduras de estación, son algunas de las recomendaciones que emitió hoy el Ministerio de Salud de la Nación para disfrutar la cena de Navidad y fin de año sin descuidar la salud.

“No se trata de privarse, sino de establecer una estrategia alimentaria saludable que sea posible de cumplir en estos momentos de celebración”, subrayó el titular de la cartera, Juan Manzur.

“Comer de forma moderada, despacio y disfrutando, es algo que todos podemos hacer enfocándonos en compartir un buen momento junto a nuestros afectos”, remarcó.

En una cena navideña se pueden llegar a consumir entre 8.000 y 10.000 calorías, lo que equivale a lo que se ingiere en 4 o 5 días, conducta que puede generar descompensaciones, sobre todo en personas que presenten enfermedades previas como diabetes, hipertensión y colesterol elevado, entre otras.

“Pensar en menús menos calóricos, que incorporen frutas y verduras de estación y se adecúen a la época del año es una buena opción”, indicó por su parte Jaime Lazovski, secretario de Promoción y Programas Sanitarios del Ministerio.

Al respecto, Sebastián Laspiur, director de Promoción de la Salud y Control de Enfermedades No Transmisibles enfatizó que “es importante aprovechar esta época para reunirse, compartir con los seres queridos y en lo posible no excederse con los alimentos, en especial las personas que presentan factores de riesgo, dado que las comidas que se preparan para estas fechas son ricas en calorías y grasas porque sus orígenes son de otros países donde en estas fechas hace frío”.

Al momento de planificar las comidas para las fiestas, los especialistas de la cartera sanitaria sugieren preparar opciones que incluyan frutas y verduras de estación, ya que suelen ser de mejor calidad y más económicas.

En ese sentido, en esta época del año abundan duraznos, sandías, cerezas, frutillas, tomate, zanahoria y berenjenas, entre otras.
Al tiempo recomiendan evitar el consumo de bebidas azucaradas y reemplazar el uso de la sal por otros condimentos como tomillo, perejil o ajo entre otros.

“Cuando hay muchas opciones de platos en la mesa las personas se predisponen a comer de más, al ver un plato diferente vamos a tener ganas de seguir comiendo”, explicó Emilia Barrionuevo, nutricionista del Plan Nacional Argentina Saludable, quién advirtió que “dejar de comer durante el día es una mala idea, porque en ese caso llegamos con mucho más hambre a la cena y se termina comiendo más de lo que hubiéramos comido normalmente”.

En cuanto a las sobremesas dulces –características de estas fiestas–, los especialistas sostienen que el pan dulce, el budín, la garrapiñada y las almendras con chocolate son opciones que contienen muchas calorías, por lo tanto recomiendan que para el postre se elaboren ensaladas o pinchos de frutas, y elegir entre un puñado de frutas secas y disecadas, o un cuarto de tableta de turrón.

Las bebidas con alcohol también contienen calorías, por ello su consumo debe ser moderado y reservarlas para el momento del brindis.

“Una buena estrategia es agregar hielo a su copa y tener un vaso adicional de agua, soda o jugo light, para intercalar con la ingesta de la bebida alcohólica”, comentó Barrionuevo.

Entre los consejos emitidos también se incluyen elegir una ensalada como primer plato, quitar toda la grasa visible de las carnes o la piel del pollo al cocinar, evitar las frituras y las salsas con base de crema y masticar despacio, saboreando cada bocado para notar cuando ya se está satisfecho.

El Ministerio de Salud también realizó una serie de recomendaciones para que las personas con celiaquía y sus familiares disfruten de las fiestas de fin de año, al recordar que hay una lista registrada de más de 6.600 productos libres de gluten.
En ese sentido, recordó que la web del Programa de Detección y Control de la Enfermedad Celíaca (http://www.msal.gov.ar/celiacos/pdf/recetas-anio-nuevo-2013.pdf) contiene un recetario completo para preparar distintas comidas, que incluye una receta para hacer un pan dulce, además de recomendaciones para ir comer fuera de casa .

La cartera resaltó además los pasos a tener en cuenta para evitar la contaminación cruzada de alimentos como cocinar las preparaciones sin gluten con utensillos perfectamente limpios, prepararlos antes que los demás y guardar estos alimentos separados de aquellos sí lo contienen.

También indicó que no se debe utilizar el aceite o el agua empleados para cocinar previamente alimentos con gluten y, si se cocinan en el horno al mismo tiempo una preparación apta para celíacos y otra que pueda contener gluten, deberán prepararse en diferentes recipientes.

SIN COMENTARIOS