El FPV de Tigre presentó listados falsos para obtener subsidios

0
147

Corresponden a la ayuda económica que brinda el Municipio a los afectados por las últimas inundaciones. Entre las irregularidades figuran vecinos de otros distritos, firmas apócrifas y números de documento inexistentes.

El concejal del Frente para la Victoria, Federico Ugo, presentó un listado falso con 600 supuestos damnificados ante el ejecutivo de Tigre, con el objetivo de gestionar los subsidios que otorga el municipio Tigre a los afectados por las últimas inundaciones. Luego de analizar las planillas, se detectaron importantes irregularidades, como la inclusión de residentes de otros partidos, números de documentos inexistentes, firmas apócrifas, miembros de un mismo grupo familiar y hasta personas presas.

Al respecto el Pte. del Bloque de Concejales del Frente Renovador, Rodrigo Molinos manifestó: “La maniobra llevaba a cabo por el bloque opositor es una verdadera estafa. Presentar un listado trucho para acceder a un beneficio genuino para los vecinos que sufrieron las consecuencias del temporal, es una bajeza que demuestra en toda su expresión como se manejan desde ese espacio político”.

Y agregó: “El manoseo y la utilización que tienen de la gente, mintiendo y ofreciendo dinero a cambio de acompañamiento marca una forma de hacer política que queremos erradicar. Desde nuestro bloque vamos a presentar una denuncia penal, para terminar con estos manejos inescrupulosos”.

En diciembre del año pasado el Municipio de Tigre anunció que otorgaría un beneficio económico a los vecinos afectados por las inundaciones sufridas durante el temporal de lluvia y crecida de ríos que vivió partido en el mes de noviembre.

Para acceder a este beneficio los vecinos debían completar una solicitud con sus datos personales y dar constancia de las pérdidas sufridas luego del temporal. Con esta premisa los ediles del Bloque Frente para la Victoria presentaron al ejecutivo municipal un listado con más de 600 firmantes, quienes solicitan recibir el subsidio. Desde la Subsecretaria de Promoción Social se analizó cada una de las firmas y se detectó que muchas de ellas no pertenecían a vecinos de Tigre, que los números de documentos eran inexistentes y hasta había personas privadas de su libertad que exigían el beneficio.

 

SIN COMENTARIOS