Rosario Central le ganó agónicamente a Tigre en un partido accidentado

0
208

El Canalla venció por 2 a 1 a los de Victoria, con goles de Niell y Ruben, en tiempo de descuento. El partido estuvo detenido ya que el técnico visitante, Gustavo Alfaro, fue agredido por un proyectil.

El colombiano Yeimar Gómez Andrade, en contra, abrió el marcador para la visita a los 28 minutos, mientras que Franco Niell, a los 30, y Marco Ruben, a los 58 (decimotercer minuto de tiempo adicional), anotaron para el local, todas las acciones en el segundo tiempo.

Tigre culminó el partido con dos hombres menos por las expulsiones de Marcelo Larrondo (ST 35m.) y Leandro González Pires (ST 45m.).

Con el triunfo, Central, que venía de vencer al campeón Racing Club (1-0), acumula seis unidades y comparte la punta del campeonato con Estudiantes de La Plata y Velez Sarsfield, mientras que Tigre, que había igualado con Crucero del Norte en el debut (0-0), se mantiene con una unidad.

A pesar de las incidencias que tuvo el partido, Central lo ganó bien y no debió haber sufrido tanto para quedarse con los tres puntos ante un rival que jugó a defenderse y apostó sus fichas ofensivas a un error del conjunto local.

En la primera parte el conjunto que dirige Eduardo Coudet tuvo su mejor desempeño, jugó con intensidad, presionó bien arriba a su rival y mostró profundidad, aunque careció de efectividad en la concreción. Contó con dos jugadas claras en los pies de José Luis Fernández, pero ambas definiciones terminaron arriba del travesaño. Tigre solamente tuvo una, con un disparo desde afuera del área de Lucas Wilchez, y nada más.

En el complemento, a los 15m., el papelón se adueñó del espectáculo, cuando Alfaro sufrió el impacto de un proyectil en la cabeza y el partido estuvo suspendido hasta el minuto 23.

Cuando el partido se reanudó, Tigre mejoró a partir del manejo de Wilchez y Central bajó su nivel. En una jugada aislada, el ingresado Kevin Itabel envió un centro y el colombiano Gómez Andrade se llevó la pelota puesta y marcó el gol en contra que abrió el marcador.

Pero Central encontró en Franco Niell, reemplazante de César Delgado, de pobre papel en su regreso al club, la explosión que necesitaba, porque rápido, con una definición de zurda, puso la pelota junto al palo izquierdo de Javier García.

Luego llegaron las expulsiones. Primero la de Larrondo por una agresión a Fernando Barrientos y más tarde la de González Pires por una mano que le valió la segunda amarilla. El partido se jugó hasta el final en el campo de Tigre.

En la última jugada el ingresado Gustavo Colman tomó la pelota afuera del área, habilitó a Alejandro Donatti, quien de taco dejó a Ruben en clara posición adelantada, mano a mano con García, y el delantero definió de zurda con gran categoría para generar la explosión de las 45 mil personas que llenaron el Gigante de Arroyito.

En la próxima fecha Central visitará a Crucero del Norte, mientras que Tigre recibirá a Olimpo de Bahía Blanca.

SIN COMENTARIOS