Mendiguren sobre el acuerdo con China: “Estamos entregando el futuro del desarrollo argentino”

0
157

El Diputado Nacional participó del debate parlamentario sobre el acuerdo con China. A lo largo de su intervención, Mendiguren enumeró los peligros que encierra la aprobación de dicho acuerdo. “Estoy convencido de que si hubiéramos tenido 60.000 millones de reservas, este acuerdo no se firma”.

Durante su exposición, Mendiguren se refirió a lo que considera un error estratégico en la relación con el país asiático: “Mal se nos puede decir que estamos en contra de la integración con un país como China, la clave es en qué términos se dará esa integración. Porque China puede ser una palanca para el desarrollo nacional o la tranquera más grande para ingresar a la primarización de nuestra economía”.

El Diputado Nacional por el Frente Renovador  recorrió el estado de situación de las economías del sudeste asiático: “China y el sudeste asiático tienen dos debilidades estructurales a las que deben atender si quieren seguir creciendo cómo lo vienen haciendo: minerales y agroindustria. Esas son las fortalezas que nosotros tenemos y que nos permitirían negociar en una cancha equilibrada”. Y agregó: “Por eso sostuvimos la importancia de que Argentina y Brasil negocien juntos. Ambos países tenemos el 25% de la proteína vegetal del mundo, tenemos los yacimientos más importantes de litio, de hierro, de potasio. La clave es formar una sociedad estratégica y un bloque regional liderado por ambos países que busque el desarrollo de toda la región. Porque no hay mejor socio que el socio desarrollado”.

“No encuentro en este proyecto dónde se garantiza que vamos detrás del cambio de la matriz productiva que el país necesita. Solamente nos apegamos a que se procurará… Pero si los chinos dicen que no, es no… Y entonces, van a traer hasta los bulones”, expresó Mendiguren. Además, especificó: “A este acuerdo se llegó por la falta de dólares, por la restricción externa recurrente. A título personal, estoy seguro de que con 60.000 millones de dólares, la Argentina no firma esto. Recordemos lo que nos pasó por haber llegado en emergencia a las privatizaciones de los noventa: fabricábamos teléfonos, cables de cobre… Pasamos a importar todo.  Hasta las empresas de consultoría  vinieron de afuera. Entonces, pregunto, ¿otra restricción externa nos lleva a firmar esto?”.

Mendiguren también hizo mención a los peligros que acechan al sector productivo con la aprobación de este acuerdo: “¿Dónde está resguardada la sustitución de importaciones en este acuerdo? Ha quedado al arbitrio de la buena voluntad del firmante chino. Y el concepto de sustitución de importaciones de hoy no es el de antaño, en el que uno sustituía lo que estaba. No, hoy la sustitución de importaciones para un país que quiere desarrollarse, es sustituir futuro. Los países desarrollados nunca van a relegar las tecnologías aplicadas, quedan como patrimonio de esos países. Pueden importar el plástico para los autos, pero nunca van a importar la ciencia y tecnología que se usa para fabricarlos”.

Hacia el cierre de su exposición, Mendiguren desestimó las argumentaciones sobre las que se apoya el acuerdo: “He escuchado que no tenemos capacidad de financiamiento y producción local: es mentira. Argentina ha competido con China y Francia por la instalación de turbinas en Malasia, y les hemos ganado a esos países por precio y calidad. Argentina acaba de ganar una licitación en Venezuela por turbinas Kaplan, que son las turbinas más grandes del mundo. ¿Saben quién lo financió? La Corporación Andina de Fomento. Entonces, también existe financiamiento para un plan de desarrollo”. Y agregó: “Por una nueva restricción externa y errores de la política económica estamos entregando el futuro del desarrollo argentino”.

SIN COMENTARIOS