Asesinaron a un pescador e hirieron a otro durante ataque a tiros desde un canobote en el Delta del río Paraná

0
214

Un pescador fue asesinado y otro resultó herido por tres hombres que los atacaron a tiros desde un canobote mientras comían un asado con otros amigos en una isla del río Paraná, en el partido bonaerense de San Fernando, informaron fuentes policiales.

El hecho que trascendió hoy se registró el domingo, alrededor de las 15, en una isla ubicada sobre el arroyo Falso Diablo, cerca del cruce del Paraná Miní y el Río de la Plata, en jurisdicción del mencionado distrito de la zona norte del Gran Buenos Aires.

Fuentes policiales informaron que el hecho se registró cuando el fletero Jorge Valenci (53), el gasista Eduardo Lorenzo (55), el fabricante de calzados Norberto Machado (58) y el hijo de éste Maximiliano (27), disfrutaban de una jornada de pesca.

Los cuatro amigos habían salido a las 8 a pescar a bordo de una lancha desde el paraje tigrense Villa La Ñata, pilote 8, donde está la guardería de embarcaciones y tomaron el canal De la Serna hacia el río Paraná Mini.

“En un momento se largó a llover y buscamos tierra en una isla. Hicimos un asado y cuando estábamos comiendo aparecieron tres tipos en un canobote celeste con un motor blanco”, contó a Télam el hijo de la víctima.

En un primer momento, los tripulantes pasaron por delante de los cuatro amigos, pararon a unos 50 metros y luego regresaron para cometer el ataque, dijeron los testigos.

Desde la embarcación, los tres delincuentes armados con escopetas y carabinas efectuaron unos 30 disparos, y Valenci recibió una perdigonada en su cuerpo.

Según las fuentes, Machado padre salió corriendo hacia su lancha donde estaba la radio pero recibió un impacto de bala que lo hizo caer dentro de la embarcación casi inconsciente.

“Mi amigo (por la víctima) en esa acción hace que se vayan porque no saben si se comunicó o si tenía un arma, que nosotros no tenemos porque somos pescadores eventuales, no somos pescadores comerciales”, aseguró Valenci en la puerta del hospital de San Fernando, donde fue atendido.

Tras el ataque, los delincuentes huyeron en la pequeña canoa con motor fuera de borda y sin robar nada, mientras que los cuatro hombres ascendieron a la lancha para buscar auxilio.

“No podíamos avisar porque no sabíamos ni dónde estábamos porque el que conocía la zona era mi papá, hasta que nos comunicamos con Prefectura y el (número de emergencias) 911 y les mandamos fotos por Watsapp para que nos ubiquen”, dijo Maximiliano.

Finalmente, Valenci, que sólo había manejado lanchas “una o dos veces” en su vida, se animó y condujo la de su amigo hasta que un vecino de la zona, guía de pesca, los remolcó con su embarcación unos metros.

“Me quedo sin nafta y el primero que me asiste fue Julio (el guía) porque el barco de Prefectura hizo dos kilómetros y medio en dos horas cuarenta”, criticó Valenci.

Machado murió a raíz de las heridas sufridas dentro del helicóptero que finalmente envió la fuerza de seguridad, en tanto que el herido fue trasladado en esa aeronave al hospital de San Fernando.

“El helicóptero tardó desde ahí hasta el aeródromo de San Fernando siete minutos, entonces Prefectura tendría que haber llegado en veinticinco minutos a buscarnos y no en dos horas cuarenta”, se quejó Valenci.

“Mi amigo se murió y (en Prefectura) no movieron un barco”, protestó indignado el hombre .

Respecto del móvil del ataque, Valenci afirmó: “Te cazan, te matan y te roban, en ese orden, eso es lo que hacen” los atacantes.
“Te disparan, te matan, te dejan en la isla a la que no va nadie, se llevan las cosas y nosotros somos cuatro idiotas que se ahogaron pescando, así es la metodología que ellos tienen”, añadió.

Precisó que fue “un robo al voleo, como cuando estás entrando a tu casa y te paran un auto, en vez de ser así fue en el agua”, sostuvo Valenci, ya que para él no los confundieron con otras personas porque, en ese caso, los hubiesen “atacado de entrada”.

Según el amigo de la víctima, los agresores, de entre 20 y 30 años, tenían “las gorritas normales que usan los pibes ahora”.

En tanto, Lorenzo, el otro hombre atacado, dijo que desde que dejó su número particular en su Facebook recibió “no menos de doscientos llamados” en el que le contaron episodios de “cobros de peaje, robos, millones de cosas”.

“¿Por qué no difunden que el Paraná Mini es peligroso? se escuchan un montón de cosas como narcotráfico, piratería, difúndanlo porque en cuanto digan que no se puede ir al Delta porque hay todo eso se les vuelve un terreno baldío. No estamos hablando de Sudáfrica, estamos hablando de nuestro Delta”, exigió a la prensa.

Además, también se refirió a que el barco de Prefectura lo llevó a él y al hijo de Machado al destacamento del kilómetro 43, donde estuvieron una hora y media “hablando pavadas” porque “no tenían nafta” para llevarlos a San Isidro.

“¿Con qué lancha nos iban a buscar en donde estábamos nosotros con el herido, con el fallecido si no tenían nafta para traerme de vuelta? Esa es la vergüenza porque cuando volvimos veo ocho hermosas motos de agua con su funda para la foto pero tienen que estar para prevenir”, dijo Lorenzo indignado.

El hecho es investigado por el fiscal Matias López Vidal, a cargo de la Unidad de Criminalistica del Departamento Judicial San Isidro.

SIN COMENTARIOS