Cómo abrir tus programas más rápido en Windows

0
139

Una de las claves para conseguir que tus programas se ejecuten de forma más rápida, evidentemente, reside en el procesador que utilizas. Ahora bien, también es fundamental que la memoria RAM disponible sea suficiente, y que ésta sea rápida. Pero ¿sabías que también influye el disco duro? Pues sí, y no obstante en esta publicación te enseñamos a abrir tus programas de forma más rápida… y sin modificar en absoluto el hardware.

Puede que aún tengas disponible suficiente memoria RAM para continuar ejecutando programas, pero el sistema operativo Windows se vale del kernel para el envío y recepción de información del archivo de paginación del disco duro. Por eso, es frecuente que el ordenador se ralentice a pesar de que “todo esté en orden”, y es que el disco duro, en cuanto a sus capacidades de lectura y escritura, también es utilizado en otros procesos fundamentales en el funcionamiento del PC.

Cómo abrir tus programas más rápido en Windows

En función de la versión de nuestro sistema operativo tendremos que seguir una ruta diferente para encontrar esta configuración. No obstante, te mostramos el proceso base para modificar los parámetros correspondientes que, como adelantábamos, conseguirán una mayor fluidez en la ejecución de cualquiera de tus programas. Para ello, pulsando sobre Inicio entraremos en Ejecutar, donde introduciremos “regedit” y, después, pulsamos Intro o sobre Aceptar.

Ahora, tendremos que encontrar entre los archivos del registro la cadena HKEY_LOCAL_MACHINE/SYSTEM/CurrentControlSet/Control/Session Manager/Memory Management. Una vez aquí, en el panel derecho pulsamos sobre DisablePagingExecutive. Aparecerá una ventana en la cual, donde encontramos el valor 0, lo modificaremos por 1. A continuación, sólo queda reiniciar el ordenador

En la ventana que aparece cambia el valor de 0 y pones 1 luego pulsa el botón Aceptar y reinicia tu ordenador, ahora conseguirás mas velocidad de acceso a los programas porque utilizará menos el disco duro.

SIN COMENTARIOS