31 de marzo- Día mundial contra el cáncer de colon

0
191

La Dra. Natalia Di Lorenzo, profesional del Centro Terapéutico Dr. Máximo Ravenna nos explica cómo detectar y prevenir esta enfermedad.

El cáncer de colon es una enfermedad por crecimiento de células malignas que se localizan en la porción intermedia y más larga del intestino grueso.

Es un tipo de cáncer bastante común en muchos países, pero también resulta fácil de detectar, y tiene un alto grado de curación, si se diagnostica a tiempo.

Sus causas son multifactoriales, como edad (mayor de 50 años), herencia familiar, dieta rica en grasas y pobre en fibras, trastornos inflamatorios de colon, obesidad, sedentarismo y tabaquismo.

Su sintomatología son cambios en el ritmo intestinal. Entiéndase diarrea o constipación pertinaz, sangrado y/o cambio de consistencia en las heces, dolor abdominal.

También son síntomas de esta enfermedad, la pérdida de peso sin causa aparente, cansancio, pérdida de apetito, vómitos.

La forma de prevenirlo entonces, sería:

  • No abusar del alcohol ni las grasas, controlar el peso, evitando la obesidad.
  • Mantener actividad física regular adecuada a la edad.
  • Realizar métodos de diagnóstico temprano. De acuerdo al consejo del médico de cabecera. Este conoce la historia y antecedentes de cada uno. Puede detectar los síntomas rápidamente y mandar a realizar estudios complementarios.
  • Tacto rectal, para detectar anomalías en el tracto digestivo inferior, o sangrado.
  • Sigmoidoscopía, para examinar la mucosa y diagnosticar y/ o tratar pólipos que pudieran haber allí.
  • Colonoscopía, para explorar todo el colon, y facilitar la toma de muestra de lesiones dudosas.
  • Otros: estudio de colon por enema (doble contraste de bario), sangre oculta en materia fecal, y estudios genéticos.

Los tratamientos difieren según el estadio de la enfermedad y la estirpe de las células malignas.

Estos pueden ir desde la cirugía para extraer el tumor encontrado, con la posibilidad de realizar colostomía, en caso de que el tumor obstruya el tránsito intestinal.

Esta cirugía puede acompañarse de radioterapia (antes o después de ella) o de quimioterapia, mediante las cuales se trata la enfermedad cuando ya ha excedido el colon y presenta metástasis ganglionares o a distancia.

SIN COMENTARIOS