San Fernando y la empresa Fate continúan trabajando en el nuevo reservorio

0
267

La obra, muy esperada por los vecinos del barrio, incluye el tendido de 400 m de cañería para conducir las aguas de lluvia hacia el reservorio construido dentro del predio de la empresa, con capacidad de retener hasta 22 millones de litros. Estaría terminada para junio. “Fate colabora con el Municipio tomando esta responsabilidad para con los vecinos, para que no se aneguen sus calles y, por ello, tengan una mejor calidad de vida”, dijo el Presidente del Concejo Deliberante sanfernandino, Santiago Aparicio, quien visitó la empresa junto al Intendente Luis Andreotti.

San Fernando continúa realizando inversiones para minimizar los efectos de las lluvias cada vez más intensas y frecuentes, realizando entre otros trabajos la construcción de reservorios para retener las aguas y hacerlas fluir en forma controlada, evitando anegamientos en los barrios cercanos.

Durante la recorrida que realizó a las obras en ejecución dentro del predio de la empresa Fate junto al Intendente Luis Andreotti, el Presidente del Concejo Deliberante, Santiago Aparicio, explicó: “Estamos trabajando en conjunto en algo muy esperado para el barrio comprendido entre la Calle 26, Pasteur, Payró y Blanco Encalada hasta Av. Avellaneda, un lugar de Virreyes Oeste que se perjudicaba por el agua que venía desde Fate y caía hacia la calle Pasteur”.

“Hace aproximadamente 10 meses llegamos a un acuerdo con la empresa y firmamos un convenio para que ellos construyan dentro de sus instalaciones un reservorio de agua de aproximadamente una hectárea y media de superficie, para retener unos 22 millones de litros, logrando que en la media hora de lluvia más intensa esa agua sea retenida allí para luego fluir de a poco al arroyo Fate sin llegar a Virreyes Oeste”, sostuvo Aparicio sobre el contenedor que  pertenece al Plan de Obras Hidráulicas Municipales y es el cuarto de los cinco previstos por el programa.

2 Reservorio Fate.JPG

Los detalles de la obra los brindó José Tablado, del área de Proyectos de Fate que está a cargo del desarrollo del reservorio. “Esta obra es una gran reserva de agua de lluvia para retener los picos de caída, evitando que fluya libremente hacia los barrios linderos e incluso en la propia empresa. El reservorio tendrá una capacidad de 22 mil litros cúbicos, combinado con una red interna de cañerías nuevas que conducirán el caudal que hoy sale fuera de Fate, para que más tarde fluya dosificado hacia los barrios”, explicó.

Aparicio finalizó destacando: “Nos pone muy contentos que esta empresa que colabora con el municipio tome esta responsabilidad para con los vecinos. Hace un mes que empezaron los trabajos, y en dos meses más -para junio- el reservorio estará terminado. Aparte, instalarán 400 metros de cañería de 1,20 m. de diámetro que traerá el agua desde Blanco Encalada hacia acá. Es realmente una obra compleja, que requiere mucha inversión”.

SIN COMENTARIOS