Cayó la banda de “los chicos bien”: Están acusados de cometer más de 20 robos

0
166

Tres delincuentes  acusados de formar parte de una banda delictiva dedicada al robo bajo las modalidades “entraderas” y “escruches,” fueron detenidos tras múltiples allanamientos realizados en las últimas horas en las localidades de San Martín, Tres de Febrero, Vicente López y  Capital Federal. 

La organización era conocida como “Los Chicos Bien” o “Los Chetos”, ya que el cabecilla vivía una vida a todo lujo en un coqueto edificio de la ciudad de Buenos Aires. Sus integrantes estan sospechados de cometer no menos de veinte hechos delictivos en los últimos seis meses.

Los procedimientos, que estuvieron a cargo de  efectivos de la Departamental San Martín con el apoyo del grupo Halcón y otras reparticiones, permitieron el secuestro de cuatro armas de fuego -entre ellas una escopeta recortada- una gran cantidad de municiones, elementos robados a las víctimas y celulares.

También se incautaron objetos que eran usados para romper las rejas de las casas, precintos y hasta esposas para reducir a las familias.

La investigación, que comenzó en el verano, incluyó seguimientos, escuchas telefónicas y el aporte de testigos y de las víctimas.

“Todos los detenidos son mayores y con numerosos antecedentes”, dijo un jefe policial, quien agregó que “en el verano aprovechaban las casas de las familias que se encontraban de vacaciones para desvalijarlas”.

“Después se dedicaron a concretar entraderas en la zona norte y noroeste del Gran Buenos Aires. Tenemos prácticamente certificados 20 hechos, pero hay muchos más en donde intentaron concretar el robo y no pudieron por diferentes causas”, señaló otro de los investigadores.

En total, se llevaron a cabo seis allanamientos en una villa de emergencia de Vicente López, en un lujoso edificio de Capital y en San Martín.

“Allanamos no sólo las casas en donde vivían los imputados sino también aguantaderos en una villa, donde guardaban numerosos elementos importantes para la investigación”, indicó el comisario a cargo de los operativos.

Además, explicó que “los apresados se comunicaban permanentemente con presos de una cárcel, a quienes le pasaban los detalles de los robos y los resultados de los mismos. Aparentemente le llevaban dinero a los internos”.

SIN COMENTARIOS