Malena Galmarini: “Para las mujeres fue una década perdida”

0
91

Lo afirmó durante un nuevo homenaje a Carolina Aló – asesinada por su ex pareja de 113 puñaladas hace 19 años – realizado en Tigre. Durante el encuentro además se adhirió a la convocatoria del 3 de Junio en la Plaza del Congreso de la Nación.

Allí explicó la necesidad de atravesar las políticas públicas con una perspectiva de  género y exigió mayor compromiso de todos los niveles del Estrado. “No alcanza con más mujeres en altos cargos públicos si esas mujeres no tienen la decisión de llevar adelante políticas de paridad entre mujeres y varones. Eso incluye las mismas oportunidades para trabajar y el mismo salario a igual trabajo, jardines maternales para que puedan estudiar o trabajar y mejorar su condición social. La política del gobierno hacia las mujeres lo que genera es una cristalización de su pobreza, con resultados que están a la vista. Para las mujeres es una década perdida”, aseguró.

Sobre la situación social de las mujeres, la secretaria de Política Sanitaria y Desarrollo Humano de Tigre agregó: “En Argentina, las mujeres son las más pobres entre los pobres y del total de jóvenes que no estudian ni trabajan en la Provincia de Buenos Aires, el 75% son mujeres. Tenemos que cambiar la realidad trabajando contra la violencia hacia las mujeres, con políticas de prevención, atención y protección de las víctimas; pero también educando desde el jardín de infantes para derribar los estereotipos de género, hacer cumplir la Ley de Educación Sexual Integral y exigir que el Estado tenga estadísticas propias y confiables. Para que no haya “ni una menos”, hay que hacer un trabajo previo que no se está haciendo y que tenemos que exigir. Es un objetivo compartido pero en el que tiene la mayor responsabilidad el Estado. Hay que financiar e institucionalizar esa lucha.”

“En Tigre generamos un modelo de protección que da resultados, con una fiscalía especializada, una Comisaría de la mujer que depende del Gobierno Provincial pero que financia el Municipio, un dispositivo de alerta (botón de pánico portátil DAMA) para las mujeres que tienen medida de restricción perimetral dictada por la justicia y un sistema de alerta vía SMS que es usado por 2.500 víctimas de violencia. Todo esto no alcanza si no encontramos contrapartida en los otros estratos de gobierno, si no hay trabajo en conjunto”, agregó.

También hizo foco en el tiempo que tarda en denunciar la violencia una mujer: “Con el modelo de red local que trabajamos en el Municipio de Tigre, logramos que las mujeres empiecen a denunciar la violencia antes y siendo más jóvenes. Contabilizamos unos 100 casos nuevos por mes que se acercan a buscar asesoramiento y eso nos enorgullece, pero desnuda que el problema es mucho mayor de lo que parece y que requiere que diseñemos las políticas públicas con una perspectiva de género, que eduquemos para la igualdad real a nuestros niños y adolescentes y formemos a los profesores y a los maestros. Exige que capacitemos a la policía y a la justicia creando fueros judiciales y agentes especializados, que existan programas que apuntalen la autonomía económica, el control de su cuerpo y la plena participación en la toma de decisiones. La violencia de género no es un hecho aislado de la situación de las mujeres, y por eso es necesario construir un soporte social que les permita trabajar, estudiar y tener una vida con las mismas oportunidades que los hombres”.

SIN COMENTARIOS