En San Isidro recomiendan cómo actuar ante un secuestro virtual

0
246

El Municipio y el Ministerio Público Fiscal de la Nación enumeran una serie de consejos para evitar ser víctima de estafas telefónicas en las que piden rescate para liberar a familiares supuestamente secuestrados.

El Municipio de San Isidro y el Ministerio Público Fiscal de la Nación ofrecen recomendaciones para evitar ser víctima de estafas telefónicas en las que delincuentes piden rescate para liberar a familiares supuestamente secuestrados.

El subsecretario de Prevención Ciudadana municipal, Federico Suñer, explicó que los casos suelen iniciar con un llamado extorsivo durante la madrugada que toma por sorpresa a la víctima. De fondo se escuchan llantos y voces similares a una persona que se encuentra asustada por el secuestro. “Cortar la llamada y alertar al 911 es el primer paso”, resumió Suñer.

Y agregó que en algunas ocasiones los falsos secuestradores se hacen pasar por policías, médicos o inspectores municipales, por eso, es importante “solicitar las identificaciones correspondientes”.

Principales recomendaciones:

– No brinde información personal en llamados de desconocidos.

– Pida un número de teléfono, pero no devuelva la llamada.

– Comuníquese rápidamente con el familiar supuestamente secuestrado/accidentado.

Unidad carcelaria: tome precaución cuando reciba un llamado proveniente de alguna unidad carcelaria. Rechácela si no tiene allí personas conocidas que pudieran querer comunicarse con usted.

Palabra clave: establezca una palabra clave entre los miembros de su familia, para en caso de tomar contacto telefónicamente con el supuesto familiar, poder pedir esa clave.

Cortar llamada: directamente corte la llamada cuando desconocidos le informen de accidentes sufridos por familiares suyos. Este tipo de situaciones son comunicadas personalmente por la policía en su domicilio.

Llame al 911: mantenga la calma, rápidamente alerte al 911 informando detalles del hecho al personal policial y siga sus indicaciones.

Datos: para reducir las posibilidades de recibir estos llamados extorsivos no llene cupones con datos telefónicos a desconocidos en comercios, cines, stands o en la calle.

Agenda telefónica: no agendar en los teléfonos celulares con las palabras como: “mamá”, “papá” o “casa” y coloque directamente los nombres de las personas.

Horarios: la mayoría de estos llamados son realizados por varones, a teléfonos fijos, y se registran entre la medianoche y las 5 de la mañana.

– Tener en cuenta: quien realiza la llamada intenta que no se corte la comunicación para no darle a la víctima la oportunidad de chequear la situación de la persona, cuya emergencia se simula.

Niños: si un niño o niña atiende el teléfono supervise que no aporte sus datos personales ni de su familia y que la llamada la continúe una persona adulta.

Verificar: desde otra línea telefónica verifique que su familiar o allegado se encuentre bien. Intente mantener una vía de comunicación abierta con sus familiares y allegados.

Pedir información: es importante solicitar a la persona que llama el nombre y apellido del familiar o allegado que se indica en situación de emergencia, así como la descripción física, información de la vestimenta, el lugar y las circunstancias del suceso que habría padecido.

SIN COMENTARIOS