Trabajadores de la línea 60 se movilizaron contra los despidos

0
95

Los trabajadores de la línea 60 se movilizaban esta mañana desde el Congreso Nacional hasta la sede del Ministerio del Interior y Transporte para reclamar a la empresa la reincorporación de los 53 choferes despedidos y pedir al Estado que “se responsabilice de la situación” ya que el grupo empresario DOTA continua “recibiendo los subsidios” correspondientes.

Los choferes de esa empresa, que cubre el transporte público de pasajeros entre Constitución y las terminales bonaerenses de Tigre y Escobar, pertenecientes a la agrupación Interlíneas, manifestaron que “la empresa DOTA está haciendo un lock out patronal, intentando que la línea 60 no salga a la calle”, según precisó a Télam Santiago Menconi, encargado de prensa de los trabajadores.

La nutrida marcha, que partió a las 10 desde el Congreso (en Rivadavia y Callao), contó con la solidaridad de trabajadores “de todas las líneas”, aseguró Marconi, quien puntualizó que el reclamo busca “la reincorporación de los 53 despedidos, que devuelvan las condiciones de trabajo que tenía el cuerpo de delegados y que cesen las suspensiones arbitrarias”.

“Si la empresa persiste en no hacerse cargo, que nos entreguen gasoil a los trabajadores que ya demostramos que podemos hacer funcionar la empresa, reincorporar a los despedidos y recuperar los salarios caídos”, sostuvo Menconi.

Por su parte, los trabajadores de la línea B de subterráneos se solidarizaron hoy con el reclamo de los choferes de la línea 60 y liberaron, entre las 7 y las 8, las puertas de acceso de la estación Federico Lacroze.

SIN COMENTARIOS