“No le tengan miedo a las tensiones, cuando hay vida hay conflicto”

0
127

El papa Francisco les dirigió ese mensaje a los jóvenes, al tiempo que los exhortó a resolver los problemas “con respeto y con diálogo”.

“Sin tensiones o conflictos estamos en un cementerio, no le tengan miedo a las tensiones: se resuelven con diálogo, y los conflictos con respeto”, aseguró el sumo pontífice a representantes del Movimiento Eucarístico Juvenil durante una masiva audiencia en el Aula Paulo VI de la Santa Sede.

“Un joven sin coraje es un joven enfermo, viejo. Las tensiones están en la familia, entre los amigos. Pero lo importante es cómo se resuelven: con diálogo, porque cuando en una familia hay diálogo las tensiones se resuelven bien”, aseguró el santo padre en respuesta a las preguntas de los fieles.

“No le tengan miedo a las tensiones, hacen crecer.Y hay que resolverlas con diálogo que une. Es un camino conjunto para estar juntos sin perder la identidad de cada uno”, destacó Francisco.

“El conflicto debe ser orientado a la resolución, y debe resolverse con respeto a la identidad. Si no encontramos una solución que los resuelva será una vida de guerra”, aseguró.

En esa línea, el papa argentino llamó la atención sobre los “conflictos que no se pueden resolver y terminan en guerra”, y ejemplificó con el caso de Libia.

“Pensemos en nuestros hermanos de Libia: escapan de un país a otro, van por el mar por un conflicto no resuelto. Eso se llama violencia, se llama asesinato”, criticó.

“Estamos en la tercera guerra mundial, de a partes, pero estamos en guerra”, advirtió Francisco, aunque precisó que “hay signos de esperanza, ver a jóvenes como ustedes”.

“Acá vemos que el amor es más fuerte que el odio, la paz que la guerra, el respeto que el conflicto, la armonía que las tensiones. esto es una esperanza. a mi me da alegría”, detalló en esa línea.

“Los conflictos sociales y culturales se resuelven con dialogo pero primero con respeto a la identidad de la otra persona. Tengan coraje y adelante”, finalizó la audiencia de casi una hora que mantuvo con los 2000 jóvenes en el Vaticano.

SIN COMENTARIOS