“Szpolski es un pésimo administrador”, sostuvo Alejandro Alfie, autor del libro “Los agentes de Néstor y Cristina”

0
319

En el marco del lanzamiento de su libro “Los agentes de Néstor y Cristina”, el periodista Alejandro Alfie hizo hincapié en la pésima gestión que llevó adelante el candidato del FPV en su grupo de medios. Además, destacó: “Que la persona que una vez me amenazó con total impunidad se transforme en dirigente político, es señal de que la sociedad debe poner un límite”.

En un evento que tuvo lugar en la productora Margen del Mundo, el periodista Alejandro Alfie llevo adelante la presentación de su libro “Los agentes de Néstor y Cristina. Los juegos de poder de Sergio Szpolski y Diego Gvirtz”.  El libro cuenta cómo los empresarios Szpolski y Gvirtz se convirtieron en los principales operadores mediáticos del kirchnerismo, a cambio de millones y millones de pesos de pauta publicitaria para sus medios. El lanzamiento contó con la conducción de Luis Majul y el acompañamiento de los periodistas Miguel Wiñazki y José Crettaz.

Consultado sobre la decisión del kirchnerismo de impulsar a Szpolski como candidato a intendente de Tigre, Alfie expresó: “Me llama realmente la atención, siendo que él ha demostrado que no puede administrar nada. Por ejemplo, su grupo de medios, que está formado por empresarios que son todos testaferros de sus empresas. No tiene nada a su nombre y entrega cientos de cheques sin fondos, lo que representa una estafa para la gente. Además, no tiene hechos los aportes de la seguridad social ni de él ni de la mayoría de sus empleados. Entonces, me sorprende que lo postulen, es un pésimo administrador”.

presentacion del libro los agentes de nestor y cristina (2)

El periodista agregó que “es necesario analizar cómo él ha manejado su grupo de medios para lograr entender cómo podría manejar el Municipio de Tigre. Según la investigación que he realizado, puedo comprobar todos los datos que detallo. Todo esto se encuentra disponible en www.margendelmundo.com.ar, para que cualquiera pueda ver con sus propios ojos, haciendo un poco de periodismo ciudadano, que lo he dicho proviene de fuentes públicas. Otro ejemplo es la central de deudores del Banco Central, donde están registrados los cheques que se entregan y los nombres de los testaferros que utilizan”, continuó el periodista.

Además, subrayó: “Como indica el nombre de mi libro, Sergio Szpolski es uno de los agentes de Néstor y Cristina. Porque ante un inminente cambio de gestión, el gobierno le da una salida decorosa, que es pasar del periodismo militante a la dirigencia partidaria. Así, tendrá un lugar menos preponderante en su grupo de medios, pero ganará más preponderancia en lo que es su figura pública respecta. De allí surge su candidatura en Tigre, para que no solo sea un empresario de los medios únicamente, sino también un dirigente partidario del FPV”.

Sobre la división del bloque del Frente para la Victoria en Tigre, Alejandro Alfie comentó que “en la medida que Szpolski se candidatee y los demás comienzan a conocer cómo es su forma de manejarse y trayectoria, incluso sus ambiciones personales, es razonable que deseen dejar de ser parte de un mismo círculo”. Además, mencionó que “cuando fue tesorero de la AMIA tuvo manejos conflictivos con el dinero que manejaba. Tres millones de dólares que eran para su reconstrucción, los derivó al banco de su familia. El tribunal que se formó en la comunidad judía lo condenó por falta gravísima a la ética, pese a que la justicia argentina lo terminó sobreseyendo y prescribió la causa. Sergio Szpolski no pudo volver a ocupar ningún cargo público dentro de la comunidad judía por esa falta”.

Por último, explicó: “Hay que tener memoria de lo que pasó con Szpolski, porque si administrara recursos públicos le pasaría lo mismo que con su grupo de medios, no es una persona que haya cambiado en lo que son sus prácticas de gestión financieras y económicas”. A su vez, comentó: “Mi libro se inició con la amenaza que él me hizo un día por algo que escribí. Me llamó y me dijo ‘te voy a hacer mierda, vos nunca vas a escribir más nada de mí. Voy a perseguirte hasta el fin del mundo, a escracharte en la escuela de tus hijos, te voy a sacar tu casa y el 30% de tu sueldo’. Entonces, que la persona que una vez me amenazó con total impunidad se transforme en dirigente político, es señal de que la sociedad debe poner un límite”.

SIN COMENTARIOS