El elevado consumo de alcohol y tabaco haría peligrar la esperanza de vida en Europa, según la OMS

0
222

“Hay un riesgo muy real de que lo que estamos consiguiendo se pierda si el tabaquismo y el consumo de alcohol continúan al ritmo actual”, lamentó Zsuzsanna Jakab, directora regional de la Organización Mundial de la Salud para Europa.

Un informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS) que cita el progresivo incremento de la esperanza de vida y la reducción de las muertes prematuras en Europa, alertó del riesgo de que estos logros se reviertan como consecuencia del elevado consumo de alcohol y tabaco.

“Hay un riesgo muy real de que lo que estamos consiguiendo se pierda si el tabaquismo y el consumo de alcohol continúan al ritmo actual. Y será especialmente relevante para los jóvenes, que no podrán vivir tanto como sus abuelos”, lamentó Zsuzsanna Jakab, directora regional de la OMS para Europa, según reproduce la agencia Europa Press.

El informe muestra el “alentador progreso” de la mayoría de países europeos, que están cerca de lograr muchos de los objetivos del programa Salud 2020 en relación con indicadores de salud y bienestar.

Así, en Europa la esperanza de vida al nacer es cada vez mayor a pesar de las diferencias de más de 10 años entre unos países y otros, y está más cerca de lograr la reducción de la mortalidad prematura del 1,5 por ciento anual, prevista hasta el año 2020.

Sin embargo, señala el informe de este organismo de Naciones Unidas, “la región también tiene los niveles más altos de consumo de tabaco y alcohol del mundo, factores que junto con el progresivo aumento de la obesidad podría provocar una caída de la esperanza de vida en los próximos años”.

La OMS, sin embargo, reconoce que se han logrado avances sobre estos factores de riesgo, poniendo como ejemplo la reducción del tabaquismo en Bielorrusia, Georgia, Kazajstán, Rusia y Ucrania, y otras caídas también significativas en algunos países de Europa occidental.

En cuanto al alcohol, reconoce que el control del acceso y el precio también comienza a dar sus frutos poco a poco.

Además, en los últimos años también se ha reducido la mortalidad por otras causas externas como los accidentes de tráfico o los suicidios, en especial en países de la zona oriental como Estonia, Letonia, Rusia y Ucrania.

SIN COMENTARIOS