Como en Uruguay, San Isidro prohíbe la actividad extorsiva de cuidacoches

0
260

El proyecto, que el Departamento Ejecutivo enviará al Concejo Deliberante y que sigue la legislación aplicada en Uruguay, busca ordenar el estacionamiento en la vía pública, limitar la tarea de los llamados “trapitos” y eliminar prácticas violentas.

El municipio de San Isidro regularizará la actividad de los llamados “cuidacoches” o “trapitos” en distintas zonas del Partido.

Siguiendo el modelo de regulación implementado en Uruguay, el Departamento Ejecutivo enviará en las próximas semanas al Concejo Deliberante un proyecto de normativa que tiene como finalidad limitar la tarea de personas que se ofrecen a cuidar autos en lugares de estacionamiento público a cambio de alguna compensación económica.

La intendencia de Montevideo, por caso, inscribe en un registro público a quienes quieran ejercer la actividad de cuidar coches; les otorga zonas determinadas para hacer esa tarea y pecheras con tarjetas identificatorias. Además, para obtener el permiso, los cuidacoches deben presentar un certificado de antecedentes penales y un carnet de salud. También concurren al municipio para firmar y mantener su registro.

El objetivo principal es poner fin a la actividad desarrollada por personas que individualmente o de manera conjunta, utilizan prácticas extorsivas reclamando sumas determinadas, con veladas o directas amenazas, a los ciudadanos que pretenden estacionar para acudir a sectores de esparcimiento, diversión o gastronómicos dentro del partido.

“Tanto la práctica extorsiva, como la imposición de sumas determinadas para estacionar en la vía pública, donde los ciudadanos tienen libre acceso, conllevan conductas ilícitas que deben ser erradicadas”, informaron desde el Municipio.

El proyecto prevé:

– Adecuar las normas existentes;

– Reglamentar la actividad de los “trapitos”, estableciendo las zonas, horarios y situaciones en que podrán desarrollar la tarea y determinar sanciones a infractores;

– Habilitar a quienes puedan ejercer la actividad sobre la base de dos pilares: que sean vecinos de San Isidro con domicilio verificado y que no cuenten con antecedentes penales;

– Que no exista exigencia alguna, ni valor alguno para el estacionamiento en la vía pública, que es gratuito.

– La percepción de sumas dinerarias por el vecino que desarrolle la actividad reglada, dependerá exclusivamente del aporte voluntario y/o propina que la persona que estacione le entregue por su colaboración;

– Los autorizados estarán identificados con credencial y pecheras numeradas provistas por la Municipalidad.

SIN COMENTARIOS