Con homenajes recordaron a ex concejales de Villa Adelina

0
94

Con el descubrimiento de una placa en el Paseo de los Inmigrantes el Concejo Deliberante de San Isidro rindió homenaje a los ex concejales Carlos Iriarte, Belarmino García, José María Brest y Leopoldo Cherini. Es un reconocimiento por su aporte al desarrollo de esta localidad sanisidrense, hoy convertida en Ciudad.

El nombre de cuatro ex concejales que con su aporte contribuyeron al desarrollo y progreso de Villa Adelina quedará grabado para siempre en una placa en el emblemático Paseo de los Inmigrantes, ubicado en Piedrabuena y El Indio.

De esta manera, el Concejo Deliberante de San Isidro rindió homenaje a los ex concejales Carlos Iriarte, Belarmino García, José María Brest y Leopoldo Cherini, personas que con su trabajo fueron fundamentales para el crecimiento de esta localidad sanisidrense, declarada ciudad en noviembre de 2014 por el Congreso de la Provincia de Buenos Aires.

En un emotivo acto que convocó a concejales, familiares, amigos y allegados de estos cuatro ex concejales, que hoy ya no están entre nosotros, se descubrió esta placa que no dejará en el olvido a estos cuatros vecinos de Villa Adelina, que si bien pertenecían a distintos partidos políticos, tenían un objetivo común que era el de mejorar la calidad de vida de los habitantes de su ciudad, especialmente con proyectos de realización de obras, asistencia a quien necesitara ayuda y programas para la familia y los niños.

“Este es un pequeño gesto del Concejo Deliberante de San Isidro para recordar la enorme labor que por Villa Adelina realizaron los ex concejales Carlos Iriarte, Belarmino García, José María Brest y Leopoldo Cherini. Convencidos en su objetivo de mejorar en todos los aspectos su lugar, lucharon por sus vecinos para el desarrollo de Villa Adelina. Su trabajo fue muy importante para que esta localidad haya podido ser declarada ciudad”, expresó el presidente del Concejo Deliberante, Carlos Castellano.

El hijo de José María Brest, Fabián, actual concejal por el partido Justicialista, muy emocionado, dijo que este en justo reconocimiento para cuatros políticos que trabajaron cada uno a su modo por el desarrollo de su ciudad. “Y cada uno, desde su espacio, contribuyó al regreso de la democracia”, indicó.

Luciano Iriarte, hijo de Carlos Iriarte, quien además de concejal fue presidente del legislativo local, agradeció al Concejo Deliberante por este homenaje. “Eran cuatro enamorados de su ciudad. Sentían Villa Adelina como su patria chica y siempre trabajaron por su crecimiento”, señaló.

Ubicada en el acceso al Paseo de los Inmigrantes la placa los distingue por su invalorable aporte realizado a lo largo de sus vidas que contribuyó a la declaración de Villa Adelina como ciudad en noviembre de 2014.

SIN COMENTARIOS