Salud difundió una guía para entender el cáncer de mama

0
107

El material gráfico, también publicado en la web del Instituto Nacional del Cáncer, provee información sobre los mitos más comunes vinculados con esta enfermedad, cómo se desarrolla, las formas de detectarla en forma temprana y los tratamientos para curarla.

El  viceministro de Salud de la Nación, Nicolás Kreplak, presentó hoy la Guía para entender el cáncer de mama con la finalidad de contribuir a la detección temprana y tratamiento oportuno de la enfermedad, en el marco de la semana para la toma de conciencia que organizó el Instituto Nacional del Cáncer, cuya directora,  Graciela Jacob, asistió al acto de presentación celebrado en el salón “Ramón Carrillo” de la cartera sanitaria nacional.

A lo largo de 32 páginas, la Guía para entender el cáncer de mama provee de forma clara y sencilla toda la información necesaria para entender este tema: los mitos más comunes, cómo se desarrolla el cáncer de mama, cómo es la anatomía de las mamas, los factores de riesgo de contraer la enfermedad, las formas de detectarla en forma temprana y los distintos tratamientos que se llevan a cabo para curarlo.

“Esta guía incluye una serie de mitos y prejuicios que se intentan derribar, porque esos mitos son los que se ponen como barrera como para hacerse los controles adecuados”, afirmó Kreplak al subrayar que “cuando el diagnóstico es oportuno, el cáncer es curable y en los casos donde el diagnóstico es más tardío, el cáncer es tratable”.  “En todos los casos –puntualizó– siempre es mejor saber, hacerse los estudios, porque después podemos hacer una estrategia médica que puede mejorar la calidad de vida y que muchas veces puede curar la enfermedad”.

“El INC ha trabajado muy fuerte y su tarea cada vez cobra más volumen y calidad: hace falta hablar con la comunidad con un diálogo llano, hay que hablar del cáncer, que ya no es solo una problemática del médico especialista sino que los trabajadores de la salud y la comunidad tienen también su papel para alcanzar la meta de la detección precoz y el tratamiento oportuno”, enfatizó Kreplak.

Luego de destacar que “tenemos programas de prevención del cáncer en el primer nivel de atención de la salud, además de hospitales y profesionales preparados”, subrayó que el INC “es un eje articulador” de acciones que incluyen la capacitación y la coordinación con todas las provincias bajo el concepto de “inclusión con calidad de atención, porque las dos cosas no deben ir por separado y se trata de una política de Estado para garantizar a toda la  población el derecho de acceso a la salud”.

Por su parte, Jacob remarcó que “una de cada ocho mujeres va a tener cáncer de mama en algún momento de sus vidas, de modo que  es necesario que todas sepan cómo cuidarse, cómo detectarlo”.  La directora del INC remarcó además que los programas en marcha apuntan a la detección temprana y a brindar “calidad de atención y garantizar que una vez detectado el cáncer habrá tratamiento en tiempo y forma”.

La coordinadora del Programa Nacional de Cáncer de Mama (PNCM), Susana Blanco, señaló que se ha desarrollado un sistema de monitoreo con la meta de lograr que el 70 por ciento de las mujeres en edad de contraer la enfermedad estén bajo controles mamográficos.

La guía refuta una serie de mitos al subrayar que “no hay una evidencia científica que demuestre que los anticonceptivos orales producen cáncer de mama en las mujeres que no tienen antecedentes familiares ni personales de cáncer”,  así como tampoco “existe relación alguna entre la ropa interior (corpiño con aro) y el riesgo de desarrollar la enfermedad”.  “Algunas personas piensan que a través de una biopsia el cáncer puede diseminarse. Por el contrario, estas prácticas se realizan con métodos muy seguros, ya que se extreman las precauciones para evitar que las células cancerosas se extiendan a tejidos sanos”, puntualiza.

Entre otros puntos, también indica que “la predisposición hereditaria es un factor que aumenta el riesgo de tener cáncer de mama. Sin embargo, más del 80% de las mujeres afectadas por  esta enfermedad no tiene antecedentes familiares. Por eso, es importante realizar los controles periódicos de salud”.

¿Qué es el cáncer de mama?

El cáncer una enfermedad causada por la multiplicación anormal de las células de la mama que forman un tumor maligno. Se trata de una enfermedad que afecta mayoritariamente a mujeres entre 50 y 70 años de edad, sobre la cual se desconocen cuáles son los causantes aunque se reconocen algunos factores que aumentan el riesgo de enfermar:

•      Ser mayor de 50 años

•   Antecedentes personales o familiares de cáncer de mama o de enfermedad benigna (no cancerosa) de mama.

•      Tratamiento con radioterapia dirigida a la mama o el pecho o  tratamiento con  hormonas, como estrógeno y progesterona.

•      Menstruación a edad temprana, edad avanzada en el momento del primer parto o nunca haber tenido hijos.

Otros factores que aumentan las posibilidades de tener cáncer de mama y sobre los cuales se puede intervenir son el sobrepeso, el sedentarismo, el tabaquismo y el consumo de alcohol en proporciones mayores a las recomendadas. El cáncer hereditario representa alrededor del 5-10% de todos los casos de cáncer de mama. Algunos genes mutados relacionados con éste tipo de cáncer son más comunes en ciertos grupos étnicos.

El cáncer de mama en Argentina

El cáncer de mama es la primera causa de muerte por tumores en mujeres. Se producen 5600 muertes por año por cáncer de mama. Se estima que se producirán más de 19.000 nuevos casos por año, lo cual representa el 16,8% del total de incidencia de cáncer en nuestro país.

Argentina, luego de Uruguay, es el país de América con la tasa de mortalidad más alta por cáncer de mama (con 19,9 y 22,7 defunciones cada 100.000 mujeres  respectivamente). Mientras que Bolivia y Perú tienen las tasas más bajas (con 7,2 y 8,4 defunciones cada 100.000 mujeres respectivamente).

En el país se presenta una gran diferencia en la tasa de mortalidad entre diferentes provincias. Jujuy y Santiago del Estero están entre las que tienen un índice más bajo, mientras que San Luis y CABA son los lugares en donde se da una mayor mortalidad.

Las tasas de mortalidad por cáncer de mama más elevadas se dan entre los 50 (41,6 cada 100.000 mujeres) y los 80 años o más (215,8 cada 100.000 mujeres). El cáncer de mama es el cáncer de mayor incidencia en mujeres, con una tasa de 71 casos por cada 100.000 mujeres.

Más del 75% de las mujeres con cáncer de mama no tienen ningún antecedente familiar de dicha enfermedad. Para el cáncer de mama la detección temprana es fundamental, ya que los tumores de menos de 1 centímetro tienen hasta el 90% de probabilidades de curación. El 1% de los cánceres de mama se presenta en hombres.

SIN COMENTARIOS