El colegio San Cayetano de San Isidro cumplió 50 años

0
440

La tradicional escuela de Villa Adelina celebró su aniversario, el sábado pasado al mediodía,  con una misa y un acto junto con estudiantes, ex-alumnos, padres, docentes y autoridades del Municipio.

El colegio San Cayetano de San Isidro cumplió 50 años y lo celebró, el sábado pasado, con una misa y un gran acto colmado de alumnos, exalumnos, padres, docentes  y autoridades del Municipio en su sede de Villa Adelina (Deán Funes 950).

El festejo empezó temprano con una misa oficiada por los padres Juan Carlos Di Camillo, Mariano Salvador y Pedro Romero. Durante el encuentro, se creó el Rincón de la Historia con elementos de cada época del colegio; además, se descubrieron placas conmemorativas; y hablaron algunas autoridades del colegio.

La esposa del intendente Gustavo Posse, Fernanda Nuevo, y el concejal Carlos Castellano descubrieron dos placas en homenaje a la institución, que otorgaron el Municipio de San Isidro y el Concejo Deliberante a la institución.

El Colegio San Cayetano abrió en marzo de 1964 con tan solo dos aulas de madera, que eran dos salitas de jardín y un primer grado. “Hoy es este inmenso colegio que tiene jardín, primaria y secundaria. Hay 500 establecimientos educativos en San Isidro; éste es el de mayor excelencia en Villa Adelina. Es muy importante para la comunidad no sólo por los docentes sino por los alumnos, ex alumnos y los padres que colaboran y están hoy presentes en este festejo”, destacó Fernanda Nuevo.

El presidente del Concejo Deliberante, Carlos Castellano, se refirió al crecimiento de este tradicional colegio en la zona: “Instituciones como éstas crecen por el esfuerzo en comunidad, entre la educativa y la religiosa, con el apoyo de las autoridades y la sociedad”.

San Cayetano en Villa Adelina es sinónimo de educación y religión. El Padre Mariano Salvador destacó la importancia de que la escuela, la iglesia y la familia vayan de la mano para formar a los chicos que son el futuro de la sociedad. “Hay que construir comunidad y formar a los pibes para que sean ciudadanos de bien y, sobre todo, que la familia sienta que la escuela continúa su trabajo educativo. La alianza entre familia y escuela, desde los valores, es fundamental”.

Durante la ceremonia hablaron algunas autoridades del colegio, alumnos y exalumnos; también hubo música y presentaciones. La directora de secundaria, Estela Vetrano, contó que el colegio estrena nuevo lema: “Confiados en la providencia agradecemos el pasado, abrazamos el presente para construir el futuro”.

“Hoy tratamos de hacer memoria, de dar testimonio de todo el trabajo que se hizo para llegar donde estamos hoy. El colegio nació a instancias de las necesidades del barrio. Hoy tenemos un sentimiento enorme de gratitud, para seguir trabajando, creciendo y fortaleciendo el vínculo entre cada persona”, dijo la docente que hace 17 años trabaja en San Cayetano.

Entre los familiares y alumnos que participaron de la ceremonia estaba Leonardo Estévez que fue a ver a su hija Carolina, de 11 años, una de las escoltas de la bandera bonaerense. “Vinimos a compartir esta fiesta. Estoy muy contento porque el colegio siempre se porta bien, es un lugar muy lindo, trabajan mucho para unir a la familia. No tengo más que palabras de agradecimiento”, contó orgulloso.

Mariela Cabrera está unida al colegio de muchas formas: es exalumna, conoció a su marido Mario  en este colegio y ahora su hija Mora López es alumna de quinto año. “Elegimos traerla acá porque esta escuela forma parte de la identidad del barrio, de las familias de clase media que trabajaron mucho para que este lugar crezca. A las, es muy emocionante”.

SIN COMENTARIOS