San Isidro tuvo su Fiesta de la Integración

0
263

Kermesse, shows, eventos deportivos y culturales, formaron parte del encuentro organizado por el Municipio y la Fundación Pertenecer en el Colegio Marin.

Para fomentar la integración social y celebrar el trabajo en red, en San Isidro se realizó una nueva edición del Festival de la Integración en el Colegio Marin.

Durante la jornada, organizada por el Municipio y la Fundación Pertenecer, alumnos de distintas entidades educativas locales compartieron ayer una mañana con integrantes de las organizaciones que forman parte del Colectivo de Instituciones de Discapacidad de San Isidro.

Fiesta-de-la-integracion-B

“Una parte importante del crecimiento y la madurez consiste en aprender a no discriminar y entender que todos somos iguales. Es muy grato ver como todos disfrutan por igual de estas actividades”, manifestó el intendente Gustavo Posse.

La fiesta, que comenzó a las 9, contó con una kermés, un torneo de fútbol integrado, un desafío-exhibición de Básquet en Silla de Ruedas con el seleccionado Argentino Femenino de esa disciplina y partidos de voley inclusivo a cargo del Instituto Armonía de Martínez.

Dentro del gimnasio de la escuela, hubo una demostración de habilidades de perros de asistencia, números musicales de Folclore, Rock, Trío Acústico y Baile, junto al acompañamiento de la radio abierta de jóvenes del Colegio Da Vinci de Boulogne del programa Tomá La Voz y de Radio Marín.

“Esto ya es un clásico que tiene como objetivo perder el miedo al otro. Estamos sembrando el futuro de una sociedad más inclusiva e integrada, que sepa apreciar las diferencias e intercambiar experiencias de vida”, expresó el secretario de Integración Comunitaria, Arturo Flier.

A su lado, Martín Córdoba, secretario de la Fundación Pertenecer, agregó: “Tratamos de brindar un espacio para que todos podamos compartir una mañana festiva que fomente la integración y nos enseñe que todos somos parte de una comunidad”.

Fiesta-de-la-integracion-C

Cerca de las 12, como cierre de la actividad, el intendente, junto a autoridades del colegio, representantes del Obispado de San Isidro y de la Red Scholas Occurrentes que promueve el Papa Francisco, plantaron un Olivo de la Paz.

“Esta experiencia es muy linda. Está muy bueno integrar a los chicos que tienen capacidades diferentes y poder interactuar con ellos. Uno toma conciencia de que son iguales a nosotros”, comentó Felicitas Funes, alumna del Marín.

Su compañero, Ignacio Susoni, aportó: “Es increíble poder compartir un día y ver el esfuerzo que hacen ellos y cada uno de los profesores todos los días”.

Al finalizar las actividades, Micaela Mattioli, concluyó: “Esto es algo muy lindo y espontáneo. Conocí a muchas personas que veo que son capaces de muchas cosas. Sin dudas, uno logra más cosas integrando. Ojalá se siga repitiendo porque es muy enriquecedor”.

SIN COMENTARIOS