San Isidro impulsa un programa de reinserción social para pacientes psiquiátricos

0
188

La Casa de Convivencia es un lugar que el Municipio les brinda a pacientes que fueron dados de alta y no tienen dónde vivir. Les dan seguimiento y los ayudan a reinsertarse laboralmente. Es una experiencia única en la Provincia de Buenos Aires.

Después de haber estado internado 12 años en un centro psiquiátrico, Pedro fue dado de alta pero no tenía dónde ir. En San Isidro existe la Casa de Convivencia, un lugar en Boulogne que el Municipio alquila para personas como él; ahí vive este vecino junto a otros dos pacientes que tampoco tienen contención de su familia.

Este programa de Salud Mental que el Municipio de San Isidro lleva adelante, y que apunta a la inclusión social y reinserción laboral de pacientes externados, es una experiencia única en la Provincia de Buenos Aires.

“Hay algunos pacientes que, cuando les dan el alta, tienen familias que los vuelven a alojar. Pero en muchos casos, cuando salen, además de un lugar donde vivir, necesitan contención y seguimiento porque continúan medicados”, explicó el Jefe del servicio de Salud Mental del Hospital Central de San Isidro, Guillermo Belaga.

El médico psiquiatra afirmó que no hay que pensar un destino de discapacidad para un paciente con padecimientos mentales. “Si a esa persona le damos un contexto social de inclusión tendrá un buen pronóstico”, aseveró.

La Casa de Convivencia es parte de un convenio que San Isidro firmó en 2005 con la colonia Cabred, ubicada en la localidad de Open Door (Luján). A través se ese acuerdo también se estableció que, una vez externados, los pacientes puedan retirar la medicación directamente en el hospital para no viajar todos los meses los 70 kilómetroshasta la colonia.

Además del seguimiento del paciente, el Municipio a través de diferentes áreas como Acción Social los ayuda a reinsertarse laboralmente. “Llevan una vida común al punto de que ningún vecino podría darse cuenta de que estas personas fueron pacientes con padecimientos mentales graves”, aseguró Belaga.

“En San Isidro tenemos una concepción de la salud mental ligada a la inclusión e integración en la comunidad de los pacientes”, reiteró el especialista. Los talleres de arte para pacientes con padecimientos mentales en el Hospital Central junto a charlas grupales también son parte de este programa.

SIN COMENTARIOS