Según una encuesta, 9 de cada 10 niños de 11 y 12 años están en las redes sociales y solo 4 admiten a sus padres como contactos

0
240

Nueve de cada 10 chicos de entre 11 y 12 años son usuarios de las redes sociales y, aunque casi todos los padres están al tanto, sólo 4 de cada 10 se hacen admitir como amigos de sus hijos, “lo que podría ser una manera de acompañarlos, cuidarlos y prevenir riesgos en el uso de las tecnologías” a edad tan temprana, dijeron responsables de una encuesta sobre la temática.

Jorge Cella, director de Tecnología y Ciudadanía Corporativa de Microsoft Argentina y Uruguay, y la especialista en cultura juvenil Roxana Morduchowicz alertaron sobre el escaso conocimiento de los padres sobre la manera en que se conectan e interactúan sus hijos pequeños en la web, durante la presentación de los resultados de la encuesta en una de las oficinas de la empresa en el centro porteño.

El 90 por ciento de los chicos de 11 a 12 años “están en las redes, pese a que la normativa interna de Facebook, por ejemplo, permita el ingreso a los de más de 13, lo que es preocupante. Pero es más alarmante que el 90% de los adultos responsable lo sepan y no hayan podido acompañar, poniendo como condición ser parte de esa actividad, ya que sólo 4 de 10 niños los tienen admitidos como amigos”, dijo Morduchowicz, quien coordinó la encuesta a 600 chicos en escuelas privadas y públicas porteñas.

5645198536356_760x791

“Saber que los hijos abrieron un perfil en una red y no estar como amigo es desaprovechar la oportunidad de conocerlos más, de ver cómo y con quién interactúan y, por supuesto, de prevenir riesgos”, señaló la especialista en cultura juvenil, que presentó los resultados del sondeo.

La investigación muestra que el 90% conocía que sus hijos habían abierto un perfil en Facebook, pero según los niños la mitad de los padres “saben poco o nada de lo que ellos hacen en Internet”, en referencia a lo que hacen on line en general, que excede el tema de las redes sociales: como bajar música, ingresar a páginas, chatear o generar un blogg, entre otras actividades en la web.

Sólo 3 de cada 10 chicos sostuvieron que sus padres conocen lo que ellos hacen en Internet; 2 de cada 10 “no saben si los padres saben” y para el restante 50 por ciento sus padres saben poco o nada al respecto.

La escasa presencia en el vínculo de los hijos con Internet quedó corroborada en esta investigación, cuando el 30 por ciento de los consultados señaló que sus padres “no hablan nunca con ellos sobre lo que hacen cuando navegan” y 7 de cada 10 chicos dicen que “ellos mismos son los que más saben” del tema en la casa, lo que lleva a que “no les interese conversar con los grandes sobre lo que hacen on line”.

“Es necesario diferenciar el saber instrumental que tienen los niños de la tecnología del saber por la experiencia de vida, el criterio y el sentido común propio del adulto, a la hora de seleccionar contenidos acordes a la edad de los chicos”, explicó.

La investigación se hizo entre agosto y octubre de este año y mostró además que el 70 por ciento del los chicos tienen celular antes de terminar la primaria, cuando lo recomendable es que no lo tengan antes de entrar a la secundaria porque, según Morduchowicz, ese dispositivo está directamente asociado a la autonomía de los niños cuando dejan la infancia y entran en la adolescencia.

El 95 por ciento de los niños prefiere las redes sociales como primera actividad en Internet; el 60% escucha música; el 55% mira videos o películas; el 40%, prefiere jugar y el 35% hacer la tarea, dato que es posible “en la medida que se masifique el acceso a Internet. Seis de 10 chicos eligen hacer la tarea y cuatro de 10 eligen esa opción entre las tres más importantes”, precisó Morduchowicz.
A la hora de navegar por internet la gran mayoría prefierió la computadora, seguida por el celular, la tableta y el Ipod.

Respecto a los que hablan con padres sobre el tema -lo hacen 7 de cada 10-, “el tiempo” que están conectados es un tema prioritario en detrimento del “contenido”, señaló la coordinadora y detalló: el tiempo que pasan navegando fue la opción elegida (30%) junto con “sobre las redes” otro 30%, “las páginas que elijen” (20%); “cómo usar Internet para la tarea” (20%); “lo que suben a Internet” (20%) y el 10% sobre “en qué momento del día conectarse”.

Además, el 40% de los niños reveló que les dicen “cuánto tiempo pueden navegar”; el 30%, “qué amigos aceptar en las redes sociales”; el 20% aseguró que los padres directamente “chequean lo que suben al perfil”; otro 20% “bloquean sitios para que no puedan entrar”; y solo el 5% “les dicen que no pueden estar en una red social”.

Sólo 3 de cada 10 niños encuestados dijeron que sus padres “no le dicen nada” y que por esa razón “pueden hacer lo que quieren”.

SIN COMENTARIOS