La Justicia de San Isidro rechazó beneficiar al empresario Horacio Conzi con salidas transitorias

0
298

La decisión fue adoptada por la jueza de Ejecución Penal 2 sanisidrense, Victoria Laura Elías García Maañón, quien consideró que si bien es “favorable” el progreso del condenado dentro de la cárcel resulta “prematuro” otorgarle dicho beneficio.

La decisión fue adoptada esta tarde por la jueza de Ejecución Penal 2 sanisidrense, Victoria Laura Elías García Maañón, quien consideró que si bien es “favorable” el progreso del condenado dentro de la cárcel resulta “prematuro” otorgarle dicho beneficio.

Este pedido había sido formulado en diciembre de 2014 por el abogado de Conzi (56), Diego Storto, quien argumentó que su defendido había transcurrido más de la mitad de la condena, que realizó varios cursos intramuros y que los peritajes criminológicos del Servicio Penitenciario Bonaerense y de la Asesoría Pericial de San Isidro indicaron que “no presenta una patología psicótica”.

En base a estos argumentos, el letrado pidió que Conzi pase a un régimen abierto, actualmente está alojado en la Unidad penal 21 de Campana, y así pueda acceder a las salidas transitorias.

“La jueza se reservó las razones por las que consideró prematuro otorgar el beneficio y está violando el derecho de defensa, por lo que voy a apelar el fallo y recusarla por enemistad manifiesta”, explicó a Télam el defensor.

Mientras tanto, el dueño del complejo gastronómico “Las Olas Boulevard” (ex “Dallas”) de la localidad bonaerense de Martínez seguirá alojado en el sector sanidad de la cárcel de Campana.

Conzi está preso desde el 17 de marzo de 2003 y la mitad de la condena -12 años, 4 meses y 15 días- se cumplió a principios de agosto pasado.

El homicidio de Schenone (23) fue cometido la madrugada del 16 de enero de 2003 en Béccar cuando Conzi efectuó 14 balazos con una de sus pistolas calibre 9 milímetros contra un remís en el que viajaban la víctima, un amigo, dos chicas y el chofer.

Schenone murió al recibir tres balazos por la espalda mientras que las dos chicas y el remisero resultaron baleados y el único ileso fue el amigo de la víctima.

A pocas horas del hecho, el por entonces fiscal de instrucción de San Isidro Mario Kohan -actual juez del Tribunal de Casación provincial-, ya tenía a Conzi como principal sospechoso.

Los sobrevivientes lo habían visto, reconocido y mencionado como el autor del ataque y al allanar su casa de Boulogne, el fiscal secuestró una pistola Pietro Beretta calibre 9 milímetros que las pericias luego demostraron que era el arma homicida.

En el juicio oral realizado en 2005, el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 4 de San Isidro dio por acreditado que Conzi tuvo un ataque de celos cuando dentro de su restaurante Dallas vio a Schenone besándose con Paula Alonso, una chica a la que él había intentado conquistar.

El empresario ordenó echar del local a los cuatro jóvenes y luego persiguió con su camioneta por la avenida Del Libertador el remís en el que viajaban y, al llegar a Béccar, lo atacó a tiros vaciando el cargador de su pistola contra el auto.

Conzi estuvo prófugo 57 días hasta que el 14 de marzo de 2003 fue detenido por la Policía Federal con peluca y documento falso en la ciudad de Mar del Plata.

En el juicio, los jueces Federico Ecke, Osvaldo Rossi y Carlos Vales Garbo, del TOC 4 de San Isidro, condenaron a Conzi a la pena máxima del homicidio simple, 25 años de prisión.

El fallo fue apelado por la defensa y el 3 de febrero 2009, la Sala III de la Cámara de Casación bonaerense confirmó la condena pero redujo la pena en tres meses y quedó la condena a 24 años y 9 meses de cárcel, que el 21 de diciembre de 2012 fue confirmada por la Suprema Corte provincial y en 2014 por la Corte nacional.

SIN COMENTARIOS