Juraron los 130 Diputados, en una sesión preparatoria

0
309

El diputado macrista Eduardo Monzó asumió como nuevo presidente de la Cámara instando a “la unión de todos los argentinos”, en una sesión preparatoria en la que juraron los otros 129 diputados electos .

El diputado nacional macrista Eduardo Monzó asumió como nuevo presidente de la Cámara instando a “la unión de todos los argentinos”, en una sesión preparatoria en la que juraron los otros 129 diputados electos en octubre.

De acuerdo al entendimiento alcanzado por todos los bloques -a excepción de la Izquierda- el resto de las autoridades elegidas fueron: vicepresidente primero, José Luis Gioja (Frente para la Victoria); segundo, Patricia Giménez (UCR) y tercero, Felipe Solá (Frente Renovador).

La ceremonia de jura se caracterizó por las ovaciones recibidas por los diputados de ‘La Cámpora’, que ocuparon la mayoría de las gradas, y por las diferencias citas y reconocimientos realizados por algunos diputados al momento de asumir el cargo.

El mayor aplauso de la jornada se lo llevó el diputado por Santa Cruz Máximo Kirchner, que lo hizo por “los que nunca aflojaron, los que no aflojan y los que no aflojarán” entre cánticos de “Néstor no se murió”, en homenaje a su padre, el fallecido ex presidente Kirchner.

El resto de los diputados de ‘La Cámpora’, una veintena, juraron en su mayoría “por Néstor y Cristina”, entre ellos el ministro de Economía Axel Kicillof, Andrés Larroque, Mayra Mendoza, Marcos Cleri, Gabriela Estevez, Cristina Brritez y Fernanda Raverta.

El rionegrino Martin Doñate fue más allá y lo hizo “por la presidenta coraje”; y el gremialista sanjuanino Enrique Castro Molina, lo hizo “por la CGT y por el compañero Hugo Moyano”.

Raverta y la progresista Victoria Donda lo hicieron por sus padres detenidos desaparecidos durante la última dictadura militar.

Donda también fue una de las diputadas que prestó juramento con su pequeña bebe en brazos, al igual que la camporista Mayra Mendoza; mientras que Kicillof lo hizo con sus dos hijos y la correntina Araceli Ferreyra con la suya.

La diputada mesopotámica también fue protagonista de un juramento curioso: lo hizo por “Rosa Guarú, la madre biológica del General San Martín”.

Si bien las menciones al momento de jurar fueron mayoría en el actual oficialismo para reivindicar a Perón, Evita, Néstor y Cristina; pocos diputados opositores también se salieron del tradicional “sí, juro”.

El salteño Alfredo Olmedo, ex macrista devenido massista, con su clásica corbata amarilla, lo hizo “contra la droga y por la cultura del trabajo”; mientras que el neuquino Leandro López, del PRO, enfatizó al momento de jurar: “porque todos los corruptos que se robaron nuestro país vayan presos”.

Entre las figuras que juraron esta tarde y que se mostraron más formales al momento de asumir se encontraron la mayoría de los diputados de Cambiemos, lo que marca un cambio en el paradigma del acto en relación a la impuesta desde el actual oficialsimo, sobre todo, por parte de los kirchneristas incondicionales.

Además de la mayoría de macristas, radicales y massistas, mantuvieron la sobriedad en la jura el actual ministro de Planificación, Julio De Vido; el gobernador de San Juan, José Luis Gioja; el de La Rioja, Luis Beder Herrera; el de Misiones, Maurice Closs; el titular de la Anses, Diego Bossio y la ministra de Gobierno bonaerense, Cristina Alvarez Rodríguez.

Luego de la jura, la Cámara eligió a Monzó como presidente a propuesta del flamante titular del bloque PRO, el diputado electo por Córdoba, Nicolás Massot.

En su primer discurso, el futuro presidente de la Cámara de Diputados calificó como “un honor” tener la oportunidad de “presidir este cuerpo y estar en este Congreso creado para dividir el poder y tener una verdadera república” y se comprometió a “trabajar para constituir la unidad nacional que será para integrar la unidad nacional, la diversidad debe enriquecernos”.

“Debemos reconciliarnos y vivir en paz y en la justicia no hay olvido ni perdón sino reparación de las heridas”, amplió.

Agradeció al bloque del Frente para la Victoria porque “pese a ser la primera minoría respetó la institucionalidad y le dio el lugar a Cambiemos, que será oficialismo desde el 10 de diciembre”.

También agradeció especialmente a los socios en Cambiemos Ernesto Sanz y Elisa Carrió y a los massistas Graciela Camaño, Gilberto Alegre y Felipe Solá, a quien consideró “uno de los mejores gobernadores de la provincia de Buenos Aires”.

Además de las diputados que asumieron como autoridades de la Cámara, también lo hicieron quienes ocuparán el resto de los cargos: la macrista Florencio Romano como secretaria Administrativa; el radical Eugenio Inchausti como secretario Parlamentario; la peronista Marta Luchetta como Prosecretaria parlamentaria y la camporista Luz Alonso -actual diputada nacional- como secretaria de coordinación operativa.

SIN COMENTARIOS

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.