San Isidro festejó el día del nieto

0
171

Shows de circo, capoeira, taekwondo, clases de zumba  y colchones de aire gigantes fueron algunas de las atracciones que cientos de abuelos disfrutaron con sus nietos el sábado pasado en la Plaza 9 de Julio (Martínez).

En una agradable tarde de sol, cientos de abuelos se acercaron el sábado con sus nietos a la Plaza 9 de Julio (Monseñor Larumbe y Necochea, Martínez) para celebrar el Día del Nieto. Shows de circo, capoeira, taekwondo, clases de zumba y colchones de aire gigantes formaron parte de los divertidos festejos.

Organizada por la Unión Vecinal Amigos de Martínez, el Club Estrella y la Sociedad de Fomento Villa Primavera, con la colaboración del Municipio, la celebración comenzó a las 15 y se extendió hasta pasadas las 18. A pedido de los organizadores, durante la tarde, los vecinos llevaron leches larga vida que serán destinadas a Fundación Cor, que se dedica a asistir a hijos de personas con VIH.

“Este un festejo muy particular y es la primera vez que lo hacemos. Se nos ocurrió que era una linda idea que los abuelos puedan celebrar con sus nietos en esta plaza. Está teniendo muy buena recepción por parte de los vecinos, así que seguramente se convierta en un clásico y el segundo sábado de mayo de cada año festejaremos el Día del nieto”, afirmó Alejandro Rodrigo, vecino de Martínez y organizador del evento.

En un colchón gigante, montado en el anfiteatro de la plaza, los chicos hacían saltos y piruetas guiados por profesionales. Bajo la atenta mirada de su abuela, Gabriela, de 10 años, esperaba su turno. “Esto está buenísimo, me encanta saltar. No me sale hacer la vuelta de carnero, pero los profesores me están ayudando”, destacó.

Adriana Patricia Alonso, vecina de Beccar, se acercó a la plaza para festejar el día con Máximo, su nieto de 4 años. “Esto es bárbaro, estoy muy contenta. En San Isidro se organizan cosas preciosas”, opinó.

Otra abuela, Nilda Paso, de Boulogne, contó que ese día era también su cumpleaños: “Nada mejor que festejarlo acá con Santi, mi primer y único nieto, que se vino desde Avellaneda para estar conmigo. En esta plaza siempre se la pasa bien, se hacen cosas bárbaras acá”. Sobre lo que significa Santi en su vida, Nilda dijo emocionada que ser abuela es un sentimiento intransferible.

“Los nietos son la felicidad para los abuelos. Nada mejor que tener este día especial para festejar con ellos. Está todo muy bien organizado y los chicos están muy contentos”, comentó Elisa Carmen Amendola, de Martínez, mientras jugaba con Silvina y Diego. A su lado, Aldo Barbero, de Munro, expresó con lágrimas en los ojos que disfruta muchísimo de sus ocho nietos. “Me devuelven mucho más de lo que yo les doy”, agregó.

Mientras se preparaba para saltar en un arnés, Macarena Monje, de 10 años, contó que sus abuelos Aldo y Marta son muy buenos y cariñosos con ella: “Con el abuelo Aldo juego de todo y con mi abuela paseamos mucho. Estoy re feliz de estar acá con ellos”. “Son re buenos. Los quiero mucho”, dijo su hermano Nico, de cinco.

“A mí me encanta jugar a la pelota con mi abuelo”, gritó contento Mirko de ocho años. Y fue corriendo a abrazarlo.

SIN COMENTARIOS