La CAME pide revisar el quite de trabas en compras por internet en el exterior

0
231

El secretario de prensa de la entidad empresarial, Vicente Lourenzo, explicó que el sector tiene “un problema de competencia desleal con los productos chinos” por lo que “era necesaria la traba que habían colocado”.

La Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) solicitó al Gobierno que revise la decisión de quitar las trabas para las compras por internet en el exterior porque en determinados segmentos de mercado va a ser difícil competir con productos chinos que ingresan con dumping y subsidio a la exportación.

“Nosotros tenemos un problema de competencia desleal con los productos chinos; era necesaria la traba que habían colocado”, dijo el secretario de prensa de CAME, Vicente Lourenzo, en declaraciones con radio Delta.

“Siempre un producto chino va a ser más barato que uno argentino, porque (en el país asiático) hay dumping, subsidio a la exportación, salario de miseria que en dólares es imposible competir, no sólo para la Argentina, sino para el resto del mundo; las
compras por internet facilitan el acceso de esos productos chinos a todo el mundo”, describió.

Además, dijo que “desde CAME pedimos que se revise esa decisión (de quitar las trabas) porque en determinado segmento de mercados va a ser difícil competir con ellos. Antes que la AFIP pusiera trabas a la exportación, se podía comprar cualquier cosa”.

“La juventud, que tiene más acceso a redes sociales e internet podía comprar hasta una patineta, repuestos de productos, juegos. una gama inmensa de productos que metidos en una caja pueden viajar miles y miles de kilómetros hasta llegar a destino”, afirmó.

Al preguntársele cuál es el límite al ingreso de productos dijo que “nadie debe prohibir la compra de nada en el mundo, pero muchos países lo que hacen es colocar trabas arancelarias o para arancelarias para que ese producto llegue a destino, para que no le sea tan fácil competir con alguien que paga impuestos localmente, que da empleo, que paga cargas sociales”, afirmó.

Lourenzo consideró que para evitar que se afecte el trabajo argentino “no hay que hacer un cierre total de la economía, pero estudiar perfectamente cuál es el producto que ingresa y cual no”.

Sobre el levantamiento de las Declaraciones Juradas Anticipadas de Importación (DJAI) dijo que “confiamos en los dichos del ministro de Producción, Francisco Cabrera, que nos aseguró que hay mil posiciones que serán licencias no automáticas, lo que significa que no se van a poder importar libremente esos productos, sino va a tener que ser tras un estudio de la secretaria de
Comercio que permita ver si ese producto puede afectar a la industria nacional; además, habrá 17 mil posiciones que serán de libre importación”, aclaró.

SIN COMENTARIOS