“Gustavo está, escucha y no va para atrás”

0
207

Lo aseguró la madre de Cerati, Lilian Clark, a cuatro años del accidente cerebrovascular que afecta a uno de los artistas más importantes que haya dado el rock argentino.

 “Miro para atrás y me parece mentira. Han pasado cuatro años y Gustavito está ahí, sentadito, firme. Eso nos da esperanzas de recuperación”, afirmó la madre del músico en declaraciones a FM Rock and Pop.

Esperanzada, agregó: “Gustavo está entero. Escucha perfectamente. Cuando yo lo saludo me apreta la mano. Por supuesto todavía tiene un largo proceso seguramente a esperar, pero no va para atrás”.

“Apelamos a esa energía vital que él tiene. Fuerza natural. No en vano hizo premonición con ese disco. Ese disco a mí me pone piel de gallina. Él en alguna entrevista lo dijo: ‘yo ahora voy a descansar un tiempo, atrás mío viene mi hijo’”.

Clark manifestó su emoción al ver que pasaron cuatro años y “se acuerden así de Gustavo”, en referencia a las personas que se acercan a dejarle regalos y mensajes de aliento. “Es impresionante lo que yo recibo día a día de todas partes de Argentina y Latinoamérica”.

Desde el punto de vista médico, destacó que el ex líder de Soda Stéreo “está muy bien atendido, no tiene una sola escara, tiene la piel espléndida” pese a los cuatro años de cama. “Si Gustavo sufriera sería insoportable. Pero realmente él está como dormido”, afirmó.

“Él me reconoce perfectamente. A veces juego con su mano, a veces empieza a jugar conmigo”

La madre contó que recibe cosas “insólitas” y que hizo un placard extra para poder poner esos regalos. “Algún día se va a recuperar, se va a sentar acá a mirar todo lo que movilizó”, afirmó.

“Él me reconoce perfectamente. A veces juego con su mano, a veces empieza a jugar conmigo. Quiere decir que Gustavo está y escucha. No vemos que va para atrás”, concluyó.

Entre el 15 y el 16 de mayo de 2010 Cerati sufrió, primero, una isquemia cerebral y luego un ACV en Caracas, Venezuela, donde estaba en gira presentando su disco “Fuerza Natural”.

“Parece que no nos equivocamos de lugar”, dijo Cerati en agradecimiento al último público que lo vió cantar desde entonces.

Un día después se dio conocer la noticia: su estado de salud era grave. A pesar del tiempo que pasó desde entonces su madre, Lilian Clark, y su familia, no bajan los brazos y aguardan que Gustavo despierte del coma profundo en el que se encuentra sumido.

SIN COMENTARIOS